Ribó reclama que se liberen las patentes de las vacunas contra la Covid-19

436

El gobierno municipal trabaja en una moción que se va a presentar en el Pleno para sumarse a la reivindicación de la liberalización de las patentes de las vacunas contra la Covid-19.

El alcalde de València, Joan Ribó, ha reclamado esta mañana que se liberen las patentes de las vacunas contra la covid-19, y ha anunciado que los grupos del gobierno municipal ya trabajan para presentar una moción en este sentido a la reunión del Pleno del Ayuntamiento del mes de abril, para que toda la Corporación se sume a la reivindicación. Tal como ha explicado, “el actual monopolio de las vacunas impide el acceso equitativo de gran parte de la población mundial a ellas, y por eso tenemos que exigir a las autoridades estatales y europeas que activen los mecanismos excepcionales, previstos en la legislación internacional, para que las industrias farmacéuticas que a día de hoy dispongan de vacunas con una eficacia probada, liberen las patentes, y otros laboratorios puedan ayudar en la producción de una solución para una emergencia global como es la pandemia por el coronovarius”.

“Es la hora de hacerlo, si no queremos llegar todavía más tarde a una solución global para un problema global”, ha asegurado el alcalde durante la visita que ha realizado esta mañana al Instituto de Biomedicina de València (IBV-CSIC). El alcalde ha recorrido las instalaciones, acompañado por el director y la vicedirectora del centro, Jerónimo Bravo y Marta Casado, el gerente Vicente Villarta, y el coordinador del consorcio SeqCOVID, Iñaki Comas.

Ribó ha visitado el laboratorio de genómica de la tuberculosis, donde se realiza la secuenciación del coronavirus para toda España. SeqCOVID es un consorcio de investigación financiado por el ISCIII a través del Fondo Covid con 1.750.000 euros. Es la primera vez que existe un consorcio como éste, que está liderado desde València, e integra a 58 centros hospitalarios de investigación de toda España.

Durante la primera ola de la pandemia, el consorcio secuenció el 14% de los casos antes del confinamiento, y un 1% de la primera ola. Actualmente, el consorcio ha depositado 9.752 genomas en GISAID (un 86% de todos los genomas depositados por España), y a fecha del pasado 8 de abril, el consorcio era el tercer país de Europa en esta actividad (aunque aún a mucha distancia de Reino Unido, que es el referente, con alrededor de 186.000 secuencias).

Tal como han expuesto los investigadores al alcalde de València, el ritmo actual desde el pasado mes de diciembre se sitúa en una media de 400 secuencias por semana. Todos estos datos han permitido, han añadido, los responsables del centro, describir la epidemiología del virus durante la primera ola, identificar la variante que apareció asociada a la segunda ola después de la desescalada que se expandió por España después en el resto de Europa y contribuir a identificar las nuevas variantes de interés confirmando sospechas remitidas por los hospitales de la tercera ola.

 

Apoyo al personal dedicado a la investigación

A la vista de la importancia de la actividad de investigación, el alcalde ha dejado patente su adhesión a “las reivindicaciones que el personal investigador sacó ayer en la calle: acabar con la precariedad laboral de las personas que, precisamente, están contribuyendo a encontrar una solución en esta pandemia y a las que podrían venir”. Tal como ha señalado Joan Ribó, “creer en la ciencia es apostar por ella, dotando de recursos la investigación y posibilitando que los investigadores desarrollen su carrera profesional de inicio a fin. Por eso la visita que hago hoy quiero que simbolice mi apoyo a la investigación”, ha subrayado.

De hecho, ha recordado el alcalde desde el Ayuntamiento de València “hemos demostrado nuestro apoyo de una manera simbólica, aportando parte de nuestro salario durante los meses de confinamiento a la Fundación para el Fomento de la Investigación Sanitaria y Biomédica de la Comundad Valenciana (Fisabio), y también lo hacemos en el marco de nuestras competencias, con la cesión al Consejo Superior de Investigaciones Científicas de una parcela municipal de casi 3.000 metros cuadrados para la construcción de un nuevo centro de investigación biomédica puntero a Europa”.

Como se recordará, en mayo del año pasado el Ayuntamiento acordó la cesión al CSIC de una parcela municipal para la construcción de un nuevo centro de investigación biomédica. Fue una cesión, tal como explicó el alcalde en su momento, que respondía «a uno de los compromisos del gobierno municipal para atraer talento y conocimiento, además de crear nuevos yacimientos de ocupación de calidad y como elemento de dinamización de la ciudad: invertir en investigación y ciencia, y atraer talento en València».

La parcela se encuentra en el número 16 de la plaza Actor Enrique Rambal, entre la avenida Blasco Ibáñez y la calle Serpis, dentro del entorno de la Universitat de València y de la Universitat Politècnica de València, que era precisamente una de las condiciones que se buscaba para ubicar el centro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.