Ribó anuncia que València está preparada para aplicar la nueva Ley de la Vivienda

286

El alcalde de València, Joan Ribó, ha celebrado hoy el anuncio del gobierno del Estado sobre la futura ley de la vivienda, que regulará el alquiler de los inmuebles que sean de grandes propietarios, es decir, que tengan diez viviendas o más. Además, el máximo responsable de la ciudad ha anunciado que el Ayuntamiento está preparado para aplicar las ordenanzas fiscales aprobadas por el consistorio hace dos años y que ya preveían un recargo del 30% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los grandes tenedores. “Después del decreto que aprobó la Conselleria de Vivienda la semana pasada, València ya puede iniciar el camino para aplicar estas penalizaciones a los grandes propietarios. Si podemos hacerlo este año, lo haremos”, ha declarado Joan Ribó.

El alcalde de València ha manifestado hoy que la iniciativa del gobierno del Estado le parece “fantástica” porque va en consonancia con lo que el Ayuntamiento aprobó hace dos años, una ordenanza que estimula a los grandes propietarios de pisos a ponerlos en el mercado de venta o alquiler. “Tengo que recordar que el Ayuntamiento de València ya prevé en su ordenanza fiscal penalizar con un incremento del IBI del 30 % a aquellos grandes propietarios que tengan sus pisos vacíos. Si podemos poner en marcha el recargo este año, lo haremos. De hecho hoy mismo me voy a dirigir al conseller de Vivienda, Héctor Illueca, para pedirle que ponga en marcha el reglamento para que nosotros podamos aplicar la ordenanza del IBI lo más pronto posible”, ha señalado Joan Ribó.

“Quiero insistir en la idea de que tener centenares de pisos vacíos por parte de grandes tenedores, es decir, los que poseen a partir de diez inmuebles, como las grandes entidades, no es nada bueno. Es imprescindible que estos pisos se pongan en el mercado por muchos motivos. En primer lugar, para bajar el precio de la vivienda porque hay mucha gente joven que no tiene un piso, ni tampoco puede alquilarlo”, se ha referido el alcalde sobre el objetivo de gobierno de hacer accesible la vivienda a los colectivos más desfavorecidos.

“Pero tiene otro efecto perverso”, ha recordado el alcalde: “Tener pisos vacíos durante mucho tiempo provoca que muchos de estos pisos acaban ocupados y generan toda la problemática que tenemos ahora mismo en el barrio de Orriols. Cuando hablamos con las entidades y vecinos de Orriols lo primero que nos dicen es que pongamos atención en estos pisos de grandes empresas de las que no quiero decir el nombre y todos conocemos, que no están haciendo absolutamente nada para poner estas viviendas en el mercado”, ha lamentado el máximo responsable de la ciudad.

El Ayuntamiento de València dio luz verde a la modificación de las ordenanzas fiscales hace ahora dos años, cuando la Comisión de Hacienda aprobó un recargo del 30 % en el IBI de los propietarios de diez o más viviendas en la ciudad. Sin embargo, el consistorio estaba a la espera de un decreto de la Conselleria de Vivienda que regulara, entre otras cosas, qué se puede entender por vivienda vacía y por grandes tenedores. Con la reciente norma aprobada por el Consell, el consistorio ya cuenta con el apoyo legal para desarrollar sus ordenanzas fiscales. En el futuro se verán complementadas por la nueva ley de la vivienda estatal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.