Qué tipos hay y para qué se usan las mallas de ocultación

56

Para preservar la intimidad de tu jardín existen diferentes métodos y cerramientos ideales para cada tipo de zona verde. A la hora de elegir el sistema idóneo de ocultación se deberán tener en cuenta diferentes factores como la estética, el presupuesto del que se dispone, el mantenimiento que requiere o la facilidad para instalar el cerramiento.

En este sentido, la malla de ocultación es uno de los tipos de cercado para zonas más verdes más utilizados.

¿Qué son las mallas de ocultación y para qué se usan?

Las mallas de ocultación son un tipo de cercado metálico que permite ocultar un jardín o zona verde de forma ligera o amplia. Así, las mallas de ocultación constituyen un sistema de cerramiento que se instala de forma sencilla y cuyo mantenimiento es fácil. Además, en el mercado se pueden encontrar una amplia gama de colores, de forma que es sencillo encontrar una malla de ocultación que se ajuste perfectamente a las necesidades de cada cliente.

Este tipo de cerramiento metálico se vende en rollos, por lo que, a la hora de llevar a cabo su instalación, se han de realizar empalmes. Estos también se comercializan en diferentes colores y medidas, de forma que se puede adaptar completamente a las necesidades de la malla de ocultación y a las zonas más complicadas para que la instalación quede completamente estética.

Además, las mallas de ocultación no solo ofrecen privacidad, sino que también dan sombra a los espacios verdes, lo cual ayuda a mitigar las altas temperaturas del verano. También sirven como cortavientos.

¿Qué tipos de mallas de ocultación existen?

Existen diferentes tipos de mallas de ocultación, dependiendo del tipo de material del que están hechas y del grado de privacidad que ofrecen. Los tipos de mallas de ocultación son los siguientes:

  • Malla de ocultación natural: estas mallas de ocultación están hechas de materiales naturales como mimbre, bambú, cañizo o brezo. Ofrecen un grado de ocultación de entre un 75 % y un 80 % y ayuda a crear espacios más cálidos y naturales.
  • Malla de ocultación sintética: este tipo de mallas de ocultación están fabricadas en PVC o brezo y seto artificial. Así, podemos escoger mallas de ocultación sintéticas con aspecto más o menos natural. Además, al ser de materiales sintéticos, su mantenimiento es muy sencillo y pueden llegar a durar 10 años. Por otro lado, la ocultación con este tipo de mallas puede llegar a ser del 100 %.
  • Malla de ocultación para dar sombra: este tipo de mallas de ocultación son muy económicas, si bien son menos estéticas que las anteriores. Suelen estar fabricadas en tela tipo raschel, un tejido de polietileno que impide que el viento rasgue la tela.

La malla de ocultación es una buena forma de ganar intimidad en tu jardín. Además, al existir en el mercado diferentes tipos, materiales y acabados, podemos aprovechar la estética de este tipo de cercados para decorar nuestras zonas verdes. Sin duda, es sencillo encontrar una malla de ocultación que se adapte a nuestras necesidades y las de nuestro jardín.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.