Picassent declara Bien de Relevancia Local los refugios de la Guerra Civil descubiertas en las obras de la plaza de la Ermita

0
1046

El informe final sobre los resultados de las prospecciones llevadas a cabo en los refugios de la Ermita ya está en el Ayuntamiento. La arqueóloga encargada de llevar a cabo los trabajos, Tina Herreros, ha hecho entrega de toda la documentación relativa a la intervención arqueológica realizada en la plaza de la Ermita con motivo de la aparición de estos refugios a causa de las obras correspondientes a la primera fase de remodelación de la plaza de la Ermita, plaza Ausiàs March y su entorno urbano.

El objetivo de este estudio ha sido documentar estas galerías subterráneas construidas durante la guerra civil para dar a conocer la existencia de estos vestigios arqueológicos así como recopilar toda la información en lo referente a los mismos para proteger estos nuevos elementos que ya forman parte del patrimonio municipal.

Así, y después de obtener el pertinente permiso por parte de la Conselleria de Cultura, se iniciaron los trabajos para el estudio arqueológico de acuerdo con la ley 4/1998 del Patrimonio Cultural Valenciano, que pone de manifiesto el valor patrimonial de las construcciones civiles y militares de la Guerra Civil. Por lo tanto, estos refugios tienen ya la consideración de Bien de Relevancia Local.

Tal y como se refleja en el informe, el acceso a los refugios se encuentra por la parte norte y sur de la explanada y a través de tres accesos los cuales se encuentran a través de diferentes intervalos de escaleras que dibujan un recorrido en forma de zig-zag que llegan hasta los 9 metros de profundidad en el lado sur y a 5’50 metros en el lado norte, respectivamente. Una de estas galerías atraviesa la explanada de norte a sur.

La altura media es de 1’70 metros pero, según se avanza hacia el interior de las galerías, que presentan varios tramos con cambios de dirección, se llega hasta los 1’95 metros. Durante el recorrido se puede observar que las paredes laterales no son totalmente rectas y uniformes y que presentan numerosas curvaturas según se observa en el croquis planimétrico.

Ahora, después del informe se está a la espera de que la Dirección General de Patrimonio dé el visto bueno a la modificación del proyecto inicial de reforma de la Ermita. Una vez esté concedido este permiso, se podrán continuar los trabajos de la primera fase de remodelación de este entorno urbano.

Según ha manifestado la alcaldesa del municipio, Conxa Garcia, “la paralización de las obras de la Ermita se ha visto afectada por el hallazgo de estos refugios de la guerra civil que vienen a descubrir parte de nuestra historia y que queremos poner en valor y en conocimiento de toda la ciudadanía. Su singularidad, situación y buena conservación hacen de ellos unos elementos únicos convirtiéndose así en un recurso patrimonial para Picassent”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.