Acaip denuncia 8 agresiones y 86 amenazas graves a funcionarios en la cárcel de Picassent en 6 meses

344

Acaip-UGT denuncia 8 agresiones a funcionarios en la cárcel de Picassent así como 86 amenazas graves o coacciones a los trabajadores en seis meses (del 1 de enero al 30 de junio de 2021) .

El informe elaborado por el sindicato recoge un total de 585 incidentes graves o muy graves en el establecimiento penitenciario de València, entre ellos, ocho agresiones o intentos de agresión a funcionarios con lesiones de diversa gravedad, a consecuencia de los cuales varios de los trabajadores agredidos tuvieron que permanecer de baja médica. Puñetazos en la cara, patadas, mordiscos y arañazos son algunos de los métodos utilizados por los internos para agredir a los empleados, ha concretado el sindicato.

Así mismo, el informe contabiliza 86 casos de amenazas graves, coacciones o insultos a trabajadores. En ocasiones se trata de amenazas de muerte y, también, amenazas a los trabajadores de actuar contra ellos una vez que salgan en libertad.

También se contabilizan 18 resistencias de forma activa y violenta por parte de internos al cumplimiento de órdenes o de la normativa interior del centro. La mayoría de estos hechos se producen en el departamento de Enfermería o en el que aloja a los internos clasificados en Primer Grado.

Además, se denuncia que hasta en 185 ocasiones los internos se han resistido de forma pasiva al cumplimiento de órdenes o de la normativa interior del centro.

Se han contabilizado, siempre según el mismo informe, 64 agresiones entre internos, de mayor o menor gravedad, alguno de los cuales ha sufrido lesiones de importancia; y se han denunciado un total de 34 casos de amenazas y coacciones graves de unos internos a otros.

Al menos en 32 ocasiones se ha producido un deterioro grave de mobiliario o dependencias del centro, en varios casos por incendios provocados de forma voluntaria por los internos, teniendo éstos que ser rescatados por los funcionarios; y se han encontrado 95 objetos prohibidos por normativa vigente como 'pinchos', teléfonos móviles y diversos tipos de drogas.

Además, según el informe, se han producido 36 casos de autolesiones por parte de los internos. El método más utilizado es el del corte en el antebrazo o en el abdomen. También hay internos que se tragan cristales, pilas, cuchillas de afeitar o, incluso, uno de ellos usó un tenedor de plástico para clavárselo en las encías.

También se ha producido un suicidio consumado y tres intentos más; se ha computado cuatro internos en huelga de hambre; se han detectado 10 casos de intoxicaciones graves por consumo de drogas u otras sustancias; y se han denunciado seis casos de sustracción de objetos personales de internos por otros compañeros. Además, dos reclusos han quebrantado su condena al no regresar de permiso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.