Un año de cambios

1115

Ahora que se acaba el año me gustaría hacer un resumen de todo lo que ha sucedido y ha acontecido en Alboraya en 2021.

Pero antes de entrar en cuestiones de ámbito local, como portavoz del grupo municipal de Ciudadanos-Alboraya quiero dar las gracias, por partida doble, a dos compañeros de este grupo. En primer lugar, a Vicente Raga Segarra, quien por motivos personales ha tenido que dejar el acta de concejal ya que cambió su residencia a otro país. Quiero darle las gracias por la labor que casi por dos legislaturas ha realizado como concejal de este grupo municipal, desempeñando con lealtad institucional tanto su dedicación en la corporación Municipal como en la empresa municipal EGUSA donde, si lo estima conveniente, seguirá siendo consejero en representación de Ciudadanos Alboraya.

Y, en segundo lugar, como consecuencia de la salida de Vicente Raga se produce la incorporación de nuestro compañero Pablo Gandul Castells, quien juró su cargo en el Pleno Ordinario celebrado el pasado 21 de diciembre, a quien desde estas líneas quiero reiterar todo mi agradecimiento y apoyo en este nueva etapa personal que inicia. Estoy convencido que la formación y cualidades de Pablo son un gran activo que se ha incorporado al grupo municipal.

En el ámbito municipal nos hemos encontrado nuevamente con un Equipo de Gobierno del PSOE incapaz de llevar la iniciativa en ninguna actuación que no haya sido subvencionada por Diputación, Consellería o el Estado (amparándose en la vieja y manida excusa de la deuda municipal). Sigue gobernando de espaldas a la oposición (mejor dicho, a parte de la oposición, que le pregunten al PP o a Compromís) y buena muestra de ello ha sido tanto la reiterada mala gestión de la empresa municipal EGUSA, a la que dedicaremos otro espacio, como la falta de consenso para llegar a acuerdos en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU o Plan Estructural), el PMUS, el proyecto de Metrovacesa en el Polígono de Vera sito en la Patacona (también llamado proyecto de Vinival) o la falta de información sobre el cumplimiento de la sentencia que, vía EGUSA, trasformará la zona comercial de Port Saplaya en una zona urbanística que no es nada aconsejable desarrollar y que aumentará la precariedad de la zona.

Además, cabe considerar, conociendo los informes técnicos sobre el calentamiento global y el crecimiento del nivel del mar, el peligro que supondrá para nuestros núcleos de playas (Port Saplaya y Patacona) y también para el resto de la población de Alboraya, en sentido amplio, quienes sufriremos el crecimiento de 2 metros del nivel del mar estimado para dentro de 50 años.

Este es un esbozo de lo que venimos arrastrando los últimos años y con la incorporación de Metrovacesa y el supuesto decaimiento del PGOU los últimos meses a nivel municipal. Por cierto, en relación al proyecto de PGOU este grupo municipal ha elevado una consulta al Secretario Municipal para confirmar que el decaimiento del PGOU en una Comisión Informativa es suficiente para que el PGOU no prospere y que técnicamente informe sobre si es necesario que el rechazo al PGOU se lleve al Pleno Municipal, en este sentido, informaremos a la población tan pronto como tengamos noticias.

Otro capítulo de reciente actualidad son los distintos proyectos que para el AVE se han presentado y que en su mayoría vendrán a destrozar la poca huerta de Alboraya que nos ha dejado la ampliación de la autovía. De la autovía no podemos más que invitarles a que vean cómo ha destrozado nuestra huerta y el inmenso talud de tierra que ha levantado y que hará de muro de contención en caso de fuertes lluvias. Llegados a este extremo, únicamente recordar que desde el Equipo de Gobierno se nos indica reiteradamente que la desembocadura del barranco del Carraixet como es competencia de la Confederación Hidrográfica del Júcar y además, según criterio del equipo de gobierno “una avenida de agua lo limpiará totalmente, sin peligro de desbordamiento”, el Ayuntamiento nada tiene que hacer sobre el mismo. Si Vds., queridos vecinos, comparten esta opinión sobre la falta de limpieza del cauce, nosotros no.

De la cuestión económica únicamente podemos decir que la Sindicatura de Cuentas ha elaborado un informe sobre la “gestión municipal de los ejercicios 2019-2020” (mala gestión); dicho informe el equipo de gobierno lo despachó en una comisión informativa, indicándonos que eran meras nimiedades y que “estaban en ello los técnicos”, y en el Pleno el Sr. alcalde pasó de puntillas sobre el asunto ya que “ya había sido informada la oposición en la citada comisión”.

Quiero terminar estas líneas, antes de que nos den las uvas, esperando que la pandemia finalice cuanto antes, que se cuiden y deseándoles lo mejor para Vds. y sus familias; que sean muy felices en el Año 2022.

Y con el ruego de que vayan observando quién es quién en esta corporación municipal y reflexionando a quién votarán en las próximas elecciones del año 2023 (que el tiempo pasa volando). Aprovecho para anticiparles que iremos a esta futura convocatoria electoral y que pueden seguir confiándonos sus problemas y dificultades para, entre todos, mejorar nuestra querida Alboraya.

Vicente Martínez Bauset | Portavoz de Ciudadanos Alboraya | @marbause ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.