Por ellos

978

En estos días en los que todos debemos estar recluidos en nuestras casas, creo que coincidimos que ante la pandemia del COVID-19 los ciudadanos, y nuestro gobernantes, y a la vista de sus decisiones, no estábamos preparados para una situación como la actual.

Hemos aprendido que todo aquello que habíamos olvidado debíamos compartirlo; nuestro tiempo de estar en casa, con nuestras familias, de valorar que lo importante son nuestros seres queridos, nuestra salud. Apreciamos los abrazos que no podemos darnos, las conversaciones perdidas, los besos a nuestros seres queridos. Hemos perdido una parte para darle más valor.

Hemos valorado y tenemos que agradecer, a todos aquellos que hoy trabajan por nosotros, desde el personal sanitario, los empleados de comercios y establecimientos, a los transportistas, cuidadores, personal de la Policía local y nacional, ejército y tantos otros que dedican sus vidas a preservar las nuestras.

Pero de todas nuestras pérdidas hay una que nos se recupera, y no, no es nuestro tiempo o nuestras aficiones, o poder salir a la calle, tomar una café o dar un paseo. Todo eso lo recuperaremos. Costará recuperar la economía, los puestos de trabajo, los ingresos familiares, los negocios, pagar el préstamo o la hipoteca de la vivienda, la salud en algunos casos. Todo será difícil de olvidar y marcará nuestras vidas.

Recordar a todos aquellos que han perdido un familiar, los mayores fallecidos en la Residencia, que aunque algunos digan que eran población de riesgo o mayores con complicaciones no dejan de ser nuestros padres o madres, familiares queridos que no han tenido oportunidad de sentir el abrazo, una mano, o las palabras de aliento de un familiar. Que han estado atendidos por los profesionales que los han cuidado, pero no merecían abandonar este mundo de esta forma. A todos sus familiares que no han podido velarles o darles un simple beso en el Adiós.

Por todos ellos, cuando esto termine tenemos que recuperar los abrazos y luchar por nuestro futuro y el de nuestros hijos. Para otros será iniciar un camino de duelo por sus seres queridos, y otros tendremos que saber dar consuelo.

Por ellos, por los que cada día se levantan para que nosotros podamos vivir, por los que aplaudimos cada día, por el aplauso roto de aquellos que no están ya entre nosotros, porque habrá tiempo de pedir responsabilidades ante la irresponsabilidad de nuestros gobernantes. Por todos nosotros y por ellos, quedémonos en casa, seamos responsables, se lo debemos a todos ellos.

[ Amparo Folgado | portavoz Grupo Popular Ajuntament de Torrent |@amparofolgado ]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.