Naranjas Don Gusto prescinde de cámaras frigoríficas

422

Una de las frutas más nutritivas y ricas que podemos comer a día de hoy son las naranjas. Pero para disfrutar de todas esas propiedades y de su sabor es necesario comerlas lo más recientes posible. Aquí es donde entra en juego la empresa Naranjas Don Gusto. Esta empresa tiene claro que la calidad va ligada a la frescura, de aquí que haya decidido eliminar el paso de guardar las naranjas en cámaras frigoríficas para apostar por vender las naranjas realmente frescas.

¿Cómo es el proceso de entrega de las naranjas?

Se puede decir que la filosofía de la empresa de Naranjas Don Gusto es la de “naranja fresca del árbol a la mesa”. Con este mensaje la empresa quiere dejar claro a sus clientes que las naranjas que van a comprar en su web son realmente frescas. Y para que puedas verlo por ti mismo, vamos a mostrarte los pasos que se realizan desde que se hace el pedido hasta que las naranjas llegan a casa del cliente.

El primer paso que tiene que dar el cliente es realizar el pedido online. Hacer el pedido es muy fácil, gracias a que cuenta con una web muy intuitiva. Nada más recibir el pedido, la empresa manda a uno de sus trabajadores que acuda a uno de los árboles y recoja las mejores naranjas. Esto quiere decir que las naranjas que se van a mandar son recién cogidas. Esto ayuda a que el cliente pueda disfrutar de todas las propiedades de la naranja y de su máximo sabor. 

Eso no solo lo dice la empresa, sino que se nota rápidamente a la hora de disfrutar de una buena naranja o de un zumo. Se comprueba porque el sabor es mucho más intenso que el sabor de las naranjas de una frutería tradicional o de un supermercado. Eso es posible no solo a que son recién cogidas, sino porque no han pasado por cámaras frigoríficas para conservarlas. Hay que tener en cuenta que las cámaras frigoríficas conservan la fruta y no es perjudicial para la salud, pero sí que se ha demostrado que interviene en el sabor y sobre todo en las propiedades de las naranjas. De aquí que comer naranjas frescas esté cada vez más de moda.

Una vez que la fruta se ha recogido, rápidamente se envasa y se envía a la dirección de destino. El objetivo es que la fruta recién cogida del árbol pueda llegar al cliente en las siguientes 24 horas. Eso asegura que la fruta llega en perfecto estado y conserva todas sus propiedades. Con todo esto se puede concluir que las naranjas recién cogidas son mucho más beneficiosas para la salud que las naranjas que podemos comprar en la frutería. No solo por el sabor, el cual se nota desde el primer momento, sino también porque conservan muy bien sus propiedades y nutrientes. Esto hace que las personas que prueban este servicio quieran volver a repetir cuando se les acaban las naranjas. La verdad, hay muchas diferencias de unas naranjas a otras.

 

Naranjas de cultivo sostenible en 24 horas

Como hemos comentado, el objetivo de la empresa es conseguir que las naranjas puedan llegar al consumidor en un tiempo máximo de 24 horas para que su conservación sea la más adecuada.

Pero no solo se esfuerzan en ofrecer calidad en el envío, sino que también se esfuerzan en conseguir calidad en el árbol. Para podernos ofrecer naranjas de cultivo sostenible, la empresa apuesta por los fertilizantes químicos y orgánicos respetuosos con el medio ambiente. Eso ayuda a que el sabor de las naranjas sea original y auténtico, además de favorecer un cultivo saludable y sostenible de cara al medio ambiente, aspecto que se ha convertido en prioritario dentro de la agricultura.

Además, para conseguir que las propiedades de la naranja y el sabor sean los adecuados, la empresa siempre ha apostado por respetar los tiempos de cosecha. Por este motivo, una vez que las cosechas han finalizado, ya no se pueden comprar naranjas a través de esta empresa. Hay que recordar que no usa cámaras frigoríficas para su conservación.

 

¿Merece la pena comprar naranjas recién recogidas?

La respuesta es sí. No solo porque vamos a disfrutar de una naranja de calidad, sino porque además estamos fomentando al pequeño comercio. Normalmente cuando compramos en las fruterías lo que hacemos es comprar naranjas pertenecientes a grandes empresas que compran a precio de saldo a los pequeños agricultores. En cambio, cuando compramos naranjas Don Gusto estamos apostando por comprar a pequeños comerciantes y productores que quieren dar salida a su producto de calidad. Gracias a este sistema se está consiguiendo que un gran número de agricultores tradicionales puedan seguir con sus negocios. Todo eso se traduce en que se ayuda a desarrollar la zona de una manera sostenible.

Por si todo eso fuese poco, la empresa ha luchado para que el cliente tenga lo más fácil posible realizar el pedido. Cuando entramos en su web nos damos cuenta de lo fácil que es comprar el tipo de naranja que más nos gusta. Y para que la experiencia sea positiva, incluye un sistema de envío urgente para que las naranjas puedan llegar a casa del cliente en el menor periodo de tiempo posible. Como hemos comentado antes, el objetivo de la empresa es que la naranja pase del árbol a la mesa lo antes posible. Así el sabor y las propiedades nutricionales serán las máximas. El problema viene dado en que una vez que pruebas las naranjas naturales luego las de frutería que han pasado por cámaras frigoríficas ya no gustan tanto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.