Metales blandos: ¿cuántos hay y qué efectos tienen?

12522

Actualmente, el metal blando cuenta con una gran variedad de usos en las actividades diarias del hombre, e incluso resulta beneficioso para la salud de las personas, por lo que si estás interesado en saber más sobre el mismo, ya sea por tus estudios o por simple curiosidad, sigue leyendo este artículo para descubrir cuáles existen.

Metal blando

Cuando nos referimos a los metales blandos, hablamos en su mayoría de los alcalinos. 

Éstos se consideran no solo blandos, sino también de baja densidad, y son los más activos a nivel químico. Tampoco los puedes encontrar en estado libre, en el entorno natural, además son todos los que se encuentran en el primer grupo de la tabla periódica.

Entre ellos tenemos:

1) Hidrógeno

El hidrógeno es a día de hoy la sustancia más inflamable que se conoce, poseyendo características de los alcalinos (le sobra un electrón), así como de los halógenos. Además contiene tres isótopos: protio, deuterio y tritio.

2) Litio

Éste es un metal utilizado ampliamente dentro del mundo de la medicina, ya que es utilizado para los tratamientos de trastorno de bipolaridad. Al igual que cualquier otro alcalino es muy reactivo, además, tiene una capacidad calorífica y una conductividad térmica bastante alta, y una viscosidad y densidad baja.

3) Sodio

Es el metal que abunda entre los alcalinos y el cuarto en abundancia en comparación con otros elementos.

Gracias a éste se puede obtener la sal común (cloruro de sodio) y cuando este metal arde, produce una llama amarilla. Es también uno de los elementos necesarios para que se transmitan los impulsos nerviosos, así como las contracciones musculares.

4) Potasio

Dentro de los más ligeros que existen, el potasio es el quinto metal y se ubica en la posición séptima de los elementos de mayor abundancia en la Tierra. Tiene una reacción violenta al agua y puede oxidarse al entrar en contacto con el aire.

El potasio al arder, genera una llama morada, siendo el punto de fusión bastante bajo.

5) Rubidio

Tiene la característica de arder al instante y cuando entra en contacto con el aire, generando una llama de tonos violetas y amarillentos. Y entre los elementos, es el segundo más electropositivo.

6) Cesio

Este metal tiene una mayor radiación en comparación con los otros y ocupa el segundo puesto de los menos electronegativos, dado que su número atómico es 55, es uno de los más pesados.

7) Francio

Dentro de los niveles de electronegatividad, la de este metal es la más baja que se conoce, ocupando el segundo lugar de los que menos se encuentran.

¿Qué efectos tiene este tipo de metales?

Cada uno de ellos tiene una reacción y efecto distinto, tanto con el entorno natural como en el uso de las personas. Por ejemplo, el hidrógeno reacciona explotando  al mezclarse el gas con el aire; y en cuanto al medioambiente, sólo genera daños a los animales que se encuentran en zonas de poco oxígeno.

Por otro lado, el litio aumenta la permeabilidad celular y puede influir sobre los neurotransmisores, permitiendo que el estado anímico se conserve estable, e incluso se usa para depurar el aire en naves espaciales y submarinos; mientras que el sodio tiene efectos negativos en la salud, como la hiponatremia.

El potasio ayuda a mantener la presión osmótica y es uno de los macronutrientes esenciales, aunque en grandes cantidades provoca daños en los riñones. 

El rubidio lo utilizan en la medicina, tanto para las tomografías y como tratamiento de la epilepsia. Sin embargo, exponerse a éste sin contar con protección, puede provocar enfermedades cardíacas.

En cuanto al cesio, cabe decir que éste es dañino si se expone de forma directa a nivel celular. 

Por último, el metal francio tiene una alta inestabilidad, por lo que se descompone si entra en contacto con otros elementos, aunque no se han descubierto efectos negativos en el medioambiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.