Los mejores destinos de Islandia según Viajero Casual

218

Se trata de una gran isla que se encuentra situada entre Europa y América del Norte, formada por pequeños islotes bañados por el Atlántico, es una de las regiones más atractivas para elegir como destino de vacaciones.

En el mundo existen numerosos países y regiones que son dignos de conocer, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos albergan un gran número de rincones realmente fantásticos. Dentro de la gran variedad que existe, hay que destacar a Islandia. La gran isla del Atlántico con más de 100.000 kilómetros cuadrados de extensión, que destaca por sus parajes naturales y su geología.

Según el portal de VIAJERO CASUAL, Islandia es en la actualidad uno de los mejores destinos para ir de vacaciones, debido a todo lo que presenta. En este blog, se detallan los numerosos lugares que son de obligada visita si se viaja hasta allí. Rincones de todo tipo donde poder disfrutar de la cultura, tradición y costumbres de Islandia, así como de sus paisajes y de sus fenómenos naturales.

Teniendo en cuenta su gran riqueza, a continuación, se explican algunos de los más bellos lugares que ver en Islandia.

El famoso Círculo de Oro

En el caso de preparar un viaje a Islandia, una de las cosas que no hay que perderse es la conocida como la ruta del Círculo de Oro. Sin duda, un gran recorrido en el que conocer los puntos más importantes y bellos de Islandia.

El Círculo de Oro se lleva a cabo en excursión que parte de la capital y que realiza un vasto recorrido por tres puntos principales de la isla, Geysir, Gullfoss y Pingvellir.

Geysir

Se trata de la primera parada de la ruta y supone el poder disfrutar de un gran manantial que tiene la particularidad de expulsar agua caliente a más de 30 metros de altura. Una zona totalmente natural, cuyo espectáculo está muy limitado, ya que solo se produce varias veces en todo el año. Es uno de los mayores géiseres de Islandia, si bien es cierto, cuenta con otros más pequeños donde poder ver el fenómeno más a menudo.

Gullfoss

Sin duda alguna, es una de las cascadas más llamativas de todo el país, la cual, le da nombre a esta famosa ruta. Cabe destacar que es importante verla con los rayos de sol, ya que se proyecta el arco iris, creando un juego de colores sorprendente. 

Pingvellir

La última parada del Círculo de Oro. Se trata de un extenso parque nacional, cuya principal característica es que alberga la fractura de las placas americana y europea. Además de esta belleza natural, también hay que decir que esta zona albergó a los vikingos durante muchos años. 

Reikiavik

Es evidente que, tras conocer lo que esconde el Círculo de Oro, no es de extrañar que se diga que Islandia es uno de los destinos más exóticos de Europa, no obstante, a pesar de su belleza natural, tampoco hay que dejar de lado algunas de sus localidades más emblemáticas, siendo la más importante, como no podía ser de otra manera, su capital, Reikiavik.

Tal y como se indica en el blog de VIAJERO CASUAL, es un destino obligado si se visita Islandia, debido, entre otras cosas, a la extensa programación de actividades y ocio nocturno que presenta.

Entre otras cosas, uno de los lugares más populares es la Iglesia del Peregrino, siendo la de mayor tamaño en la isla, confeccionada con piedra de basalto y con una gran altura, que permite disfrutar de unas vistas estupendas. También hay que destacar la zona del puerto y sobre todo, Harpa, una gran sala de conciertos fabricada con cristal.

Y por supuesto, para tomar un descanso, nada como parar en los múltiples bares, restaurantes y discotecas que presenta. 

Snæfellsjökull

Este parque nacional es uno de los mayores reclamos turísticos de Islandia, entre otras cosas, porque alberga una inmensa playa de arena negra muy llamativa. También tiene un cráter con más de 100 metros de altura, al que se puede acceder para divisar este magnífico paraje natural.

A todo ello hay que sumar la gran variedad de bahías de arena blanquecina, que se asemeja a las playas caribeñas.

Kirkjufell

La famosa montaña y su cascada situada en la parte norte del país. Con más de 460 metros de altura, este monte presenta una ruta a pie realmente fascinante. Para disfrutar de los mejores momentos del lugar, es importante ir al atardecer y contemplar la mezcla de colores naturales.

Dettifoss

Otra de las cascadas más famosas de Islandia, con 45 metros de profundidad, es la más caudalosa de todas cuantas hay en Europa. Se trata de una atracción bonita y divertida a la vez, ya que todos los visitantes que llegan hasta ahí, quedarán totalmente empapados por la fuerza en la que cae el agua.

Húsavík

Se trata de una pequeña localidad en cuyo puerto, se pueden avistar ballenas en muchos momentos del día, de hecho, los expertos aseguran que la tasa de observación supera el 90% por lo que, es poco improbable que, de estar allí, no se vea ninguna. Eso sí, es importante llevar teleobjetivo y evitar que las ballenas se acerquen al barco.

Vik

Otra de las localidades más particulares de la isla, siendo sorprendente su ubicación, ya que se encuentra justo debajo del glaciar Mýrdals. Hay que destacar su peculiar iglesia blanca con tejas rojizas, situada en la colina del pueblo. También hay que decir que Vik cuenta con gran actividad volcánica, de ahí que su playa sea de arena negra.

Mývatn

Finalmente, no hay que olvidar hablar del lago Mývatn, principalmente porque es una de las zonas más populares para disfrutar de las famosas auroras boreales, sin duda, el fenómeno natural más conocido de Islandia.

Este lago es uno de los puntos más visitados para ver estas auroras, ya que no cuenta con ninguna luz artificial y por tanto, no dañará para nada en el momento de visualizar el fenómeno. A todo ello hay que sumar que el lago se sitúa en la parte norte de la isla, punto hacia el que hay que mirar si se quieren ver estas auroras boreales en todo su esplendor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.