La sal en escamas y sus usos más sorprendentes

488

La sal ha tenido un papel relevante en la historia del ser humano y sobre todo, en la gastronomía. Utilizada como moneda de cambio y conservante en sus inicios, cada vez cobra más importancia su uso gastronómico. En tanto que ingrediente final imprescindible más que como sazonador de base, ha llegado a colarse hasta en el chocolate con sal, convirtiéndose en los últimos años en un elemento más en el mundo de los postres. 

La sal en escamas

Esta presentación en escamas de sal, facilita  la absorción de la misma en la finalización del plato. La escama, con un grosor imperceptible, se derrite al mínimo contacto con el calor, fundiéndose y extendiendo su aroma y sabor allá donde se ha colocado. 

La sal refinada, al haber pasado por una serie de procesos más agresivos, suele enriquecerse con yodo; sin embargo, las sales de origen ecológico poseen yodo y otros minerales de forma natural. Esta composición más variada y atractiva contrarresta la cantidad de sodio que pueda consumirse, ya que las escamas de sal ecológicas también tienen presencia de potasio (entre otros muchos oligoelementos), por lo que se genera un equilibrio entre los dos componentes.  

Variedades de sal en escamas

Las escamas de sal aromatizadas son el complemento perfecto para la cocina actual. Con algas, con boletus, con chili y pimienta, con limón y laurel, con hibisco y salvia y con mezclas de hierbas y especias especiales para barbacoa, carne o pescados completan, junto con la sal negra con pétalos, la gran variedad de escamas listas para dar el toque de excelencia a la gastronomía. 

Sales 100 % plastic free

Los microplásticos, partículas diminutas de plástico que han sido degradadas por el sol, el agua y distintos microorganismos son ingeridos por animales, están dispersos en el agua del mar y en distintos elementos. De tal forma, en última instancia el ser humano termina consumiendo estos microplásticos incluso cuando consume sal que proviene del mar. 

Sin embargo, hay escamas de sal que se extraen manantiales de más de 250 millones de años, en los que se crearon depósitos de sal que con el paso de los años se enterró y fosilizó. Esta conservación intacta ha hecho que estos manantiales estén totalmente libres de plásticos y de todo tipo de contaminantes actuales. Y, siguiendo esta premisa de no contaminación, muchos envases de presentación de las escamas de sal son compostables. 

Chocolate con sal de chili

Si bien el cacao no es un elemento dulce, sino amargo, su presentación más conocida, el chocolate, se ha adueñado de su fama para atraerlo hacia el mundo del postre. Pero el origen es importante y como tal, el chocolate puede adaptarse a distintas presentaciones en lo que a sabores y aromas se refiere. 

El chocolate con sal de chili, con una base de chocolate negro intenso, ecológico y vegano, está elaborado con azúcar de caña sin refinar y no posee lecitina de soja. El toque picante que proporciona el chili con la cantidad justa de sal, pone el valor el sabor del cacao para que la experiencia sensorial sea completa

Además de la calidad y el sabor debido esta combinación, cada vez se recurre más a envases realizados en papel reciclable y compostable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.