La oposición arremete en València contra la subida del recibo del agua

261

El gobierno municipal de València presidido por Joan Ribó ha anunciado una nueva subida del recibo del agua que ha levantado ampollas especialmente entre los partidos de la oposición. PP y Ciudadanos se han lanzado en tromba a criticar la medida.

Así, el PP considera que “tras su ‘impuestazo’ aprobado el pasado mes de noviembre con subidas de todas las tasas e impuestos así como la tarifa del agua, ahora pretende seguir cargando a los bolsillos de los ciudadanos una nueva subida del recibo del agua para 2020 por el aumento de un 1,15% la tarifa de suministro”.

El gobierno municipal ha justificado el aumento asegurando que es para pagar una nueva red de tuberías, pero el PP recuerda que esa red de tuberías debería haberse iniciado en 2015. Consideran que es una subida, en definitiva, que afecta tanto a la cuota que se paga al mes según la potencia del contador como la referente al consumo (por m³ de agua).

Los populares han rechazado esta nueva subida que repercutirá directamente en el recibo del agua que va a subir ya un 103% por el incremento de la tasa de alcantarillado con la aprobación de las nuevas tasas e impuestos para 2020.

El recibo del agua incluye la tasa de alcantarillado, la Tamer, cuotas de consumo, servicio y mantenimiento, además de un canon fijo que ha creado  el gobierno municipal y que determina que las tarifas sean de carácter fijo o variable.

La subida de la tasa del alcantarillado y el mantenimiento de la Tamer afecta especialmente a la actividad económica. En este sentido, el PP ha recordado que “los gobiernos de Ribó y los socialistas también han subido la tasa de terrazas de las cafeterías, bares y restaurantes, que han incrementado un 128% en la zona centro y un 75% en la zona 2 del resto de barrios”.

Maria José Catalá ha lamentado que la subida de impuestos del gobierno del Rialto penalice la actividad económica y castigue a las familias. “Esta subida es desproporcionada y supone una rémora para las empresas y para las economías familiares, y que supone también que Valencia pierda competitividad con respecto a las grandes ciudades españolas”.

La portavoz popular ha expuesto un ejemplo de cómo afecta la subida de la tasa de alcantarillado en el recibo del agua:

En un restaurante de Valencia con un consumo bimensual de 314 m³, la parte del recibo que depende del Ayuntamiento, siendo bimensual, ahora asciende a 95,12 €.  Tras la subida, en 2020, con el mismo consumo, este restaurante pagará por la parte que corresponde únicamente al Ayuntamiento 318 €, también de forma bimensual.

  • Supone un incremento de 223 € (cada dos meses[1]).
  • Un incremento de 1.338 € al año.

Por su parte, Fernando Giner, ha censurado también que el alcalde de Valencia vaya a apruebe hoy subir el recibo del agua en el consejo de Administración de EMIVASA (Empresa Mixta de Aguas Potables de València).

“Ribó congeló el recibo del agua en año electoral para subirlo este año. Como buen populista olvida que el acceso al agua es un derecho y un servicio básico”, ha criticado el portavoz de Cs y consejero de EMIVASA, quien ha anunciado su voto en contra de la que ha calificado de “subida injusta e injustificada”.

“Estos dos incrementos, del alcantarillado y del agua, representarán un incremento total de más de 4,50 euros en el recibo del agua mensual de un hogar con cuatro miembros”, ha detallado Giner, quien ha explicado que “para los hogares con una persona, la subida será de 1,22 euros, para los de tres personas 2,61 euros y para los de seis personas más de 6,60 euros”.

“Ribó no es creíble cuando habla de que la prioridad de sus políticas son las personas, la realidad es que su prioridad en 2019 era hacer populismo y engañar a los valencianos”, ha denunciado el portavoz naranja.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.