Jugando a las sillas

2747

Hay un juego que perdura entre cualquier generación, ameniza campamentos, cenas, comidas o reuniones de amigos. Este juego es simple: varios jugadores dan vueltas alrededor de unas sillas en número menor al de sus jugadores, de forma que siempre quedará un jugador sin silla. El objetivo es doble, pues a parte de dejar a uno de los jugadores sin silla hay que conseguir no perder la propia. Para ello, todos bailan al son de una música y al parar se sientan. Gana cuando todos han perdido su silla y queda un solo jugador sentado. Aunque no hay ninguna regla escrita se permite el empujón o el engaño, y el que realmente dirige el juego es el que pone la música.

Pedro Sánchez a su llegada al Congreso de los Diputados para el debate sobre la moción de censura.

Cuando escribo estas líneas se está celebrando el debate de la moción de censura del partido socialista y desconozco cuál será el resultado. Lo que si que queda claro es que el Sr. Sánchez ha puesto en marcha la música de la Moción de Censura. Una música que ha hecho mover a todos los partidos que perdieron las elecciones, una música que hace creer que cualquiera puede ser el ganador, pero que no quieren ver cual es la finalidad del Sr. Sánchez: simplemente coger la silla. Conseguir el poder, una silla, que le permita ser presidente sin haber sido elegido por el pueblo. Una fórmula que suelen utilizar los dirigentes socialistas cuando no ganan las elecciones, simplemente difamar al ganador y usurpar lo que por derecho y decisión ciudadana le otorgan y conseguir pactos de papel con los otros perdedores. Lo hemos visto con el resultado de las últimas elecciones municipales de 2015 en la que los perdedores han robado la silla a los ganadores.

Con ésta forma de actuar queda demostrado que el Sr. Sánchez lo que quiere es coger la silla, sillón en este caso, de gobierno. Lo hace al estilo “Venezolano” pues no busca el bien de la nación, si no su posición. Busca pasar a la historia como Presidente y busca asegurarse una pensión vitalicia. En ese prometer venezolano nos dice que primero me siento (en la silla de Presidente), luego me quedo, sin plazos, y por último, ya pensaré cuando, convocaré elecciones.  Porque el Sr. Sánchez no busca el bien para España, buscan su propio bien. Ver que podemos sacar y que silla nos podemos llevar. Utilizan como en el juego el engaño, la mentira y el empujón. Y además el Sr. Sánchez nos dice qué debemos bailar al son de la música que él nos quiere dictar.

Rajoy. Debate de la nacionPero la política no es un juego, no es una lucha de intereses, sillones y pensiones. Con la democracia no se juega y con los españoles tampoco. Esperemos que la cordura vuelva al congreso, que la música de la moción cese y que dejen gobernar al gobierno elegido por los ciudadanos. Que no es otro que el que ellos han elegido, libre y democráticamente: al gobierno del Partido Popular.

Amparo Folgado | portavoz Grupo Popular Ajuntament de Torrent | @amparofolgado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.