El torrentino Pablo Cantero debuta este domingo en los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020

2167

La delegación española ya está en Tokio. Son 229 personas, entre deportistas, miembros de apoyo, entrenadores, médicos, etc. que competirán en 15 modalidades de deportes adaptados. Y este fin de semana, en  Tokio 2020, Pablo tiene la oportunidad de  estrenarse en sus primeros Juegos Paralímpicos y sacarse la espinita de su ausencia en Río 2016.

La Selección Española luchará por los metales en los JJOO/ Foto: Torrent

Pablo Cantero es un torrentino de 27 años, deportista adscrito a la Federación Española de Deportes para Ciegos (FEDC) y jugador de la selección española de fútbol-5. Tras la ceremonia de inauguración de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 que se celebra hoy, martes 24 de agosto, en el Estadio Olímpico, Pablo debutará el próximo domingo, en un encuentro de fútbol-5 de la ronda preliminar.

Su historia empieza como la de un niño que juega de delantero en el equipo de fútbol de su ciudad y sueña con llegar a ser como alguno de sus ídolos. Pero por culpa de un tumor cerebral perdió la visión cuando solo tenía 11 años. Y decidió afrontar esta adversidad recurriendo a la práctica deportiva como método para adquirir el coraje y la perseverancia necesarios que le permitieran recuperar las ilusiones perdidas.

Le costó asumir esa nueva situación, pero a través del deporte, primero en atletismo como saltador de longitud y después como jugador de fútbol-5, y con el apoyo de familiares y amigos, al final Pablo ha conseguido llegar a la selección española de fútbol para ciegos, con la que ha ganado un oro europeo.

Como atleta consiguió medallas y récords nacionales y participó en los campeonatos europeos de Swansea 2014 y Grosseto 2016, donde alcanzó la sexta y la cuarta plaza, respectivamente.

Pero lo pasó mal. Se quedó fuera de los Juegos Olímpicos de Río y no encontraba un guía estable que le diera la confianza necesaria para aceptar que la superación y el esfuerzo no siempre conducen a un éxito rotundo.

Del atletismo al fútbol

Esa sensación de derrota lo llevó a plantearse una nueva etapa, con nuevos retos personales que superó otra vez con la ayuda del deporte. Pablo dejó las pistas de atletismo y decidió retomar su otra pasión: el fútbol. Empezó entonces a buscar el balón con el oído, atendiendo al tintineo de los cascabeles que le orientan en la localización y, aunque confiesa que fue difícil al principio adaptarse a una disciplina deportiva que se juega en equipo, en pocos años ha alcanzado la internacionalidad con la selección española de fútbol-5, en la que ha conseguido la confianza de su entrenador para ocupar un puesto fijo en el engranaje deportivo del equipo.

Gracias al atletismo ha podido transformarse en un futbolista de gran orientación, con buen oído y veloz. “Llevo 14 años entrenando seis días a la semana para cumplir este sueño. Lo afronto con ganas y con ambición; quiero disfrutar de cada momento”, comenta satisfecho el deportista torrentino.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.