El PP pide habilitar un servicio de certificado digital a comerciantes, autónomos y pymes para poder pedir ayudas

535

La portavoz del Grupo Municipal Popular, María José Catalá, ha pedido al Ayuntamiento de València que habilite un servicio donde los comerciantes, autónomos, pymes y hosteleros puedan conseguir su certificado digital para poder optar a las ayudas y subvenciones que han previsto las administraciones, tanto la local como la autonómica o estatal.

Catalá ha denunciado “el retraso semanas en la puesta en marcha de un servicio de atención telemático y telefónico para resolver dudas a los autónomos y pymes sobre las ayudas municipales. Para el PP, la partida de ayudas es insuficiente ya que apenas llegará a un 1% de los posibles demandantes de las mismas y sólo la conseguirán aquellos que primero pudieron registrarla en un sistema que fue caótico desde el primer día”.

Por este motivo, desde el Grupo Municipal Popular debe darse las mayores facilidades a los demandantes de estas ayudas que son vecinos de la ciudad  que se han visto obligados a cerrar sus negocios por la crisis sanitaria y que han dejado de percibir ingresos. “Por ello el Ayuntamiento de Valencia, debe habilitar fórmulas para que puedan disponer del certificado digital y poder realizar se solicitud telemática”, explicó Catalá.

Por otro lado Catalá pide “al Gobierno de Ribó que dote de crédito a partida de ayudas a autónomos y pymes para que la reciban que todos los que cumplan requisitos. No es cuestión de parches e incrementando la partida de ayudas para autónomos y pymes. Debe aprobarse ya con urgencia que se dote de crédito para conceder las ayudas al 100% de los autónomos y pymes que la soliciten y cumplan requisitos”.

Para la portavoz Popular “es urgente que se aprueben medidas tanto fiscales como de activación de la economía de la ciudad de Valencia para tenerlo todo listo en cuanto finalice la crisis sanitaria del COVID 19. Debe ya trabajarse un nuevo presupuesto ya que el de octubre ya no nos vale”.

Los populares abogan por un modelo de rebajar la presión fiscal a empresas, autónomos, comercios y hosteleros afectados por la crisis así como a la familias. Es la medida que llega a todos los afectados y está al alcance del Ayuntamiento.

El Plan fiscal planteado por el PP supone que más de 72 millones de euros se queden en los bolsillos de autónomos, pymes, hosteleros y comerciantes. Pues no es momento de incrementar la presión fiscal sino de bonificarla para todos aquellos afectados por la crisis. Estas son todas las medidas planteadas por el Grupo Municipal Popular y que cuentan con el respaldo del sector económico de la ciudad. Estas medidas volverá a llevarlas el PP al próximo pleno del mes de abril.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.