El Plan Integral de La Torre prevé 1.200 viviendas de protección pública

341

El Ayuntamiento y la Generalitat ultiman los detalles del Plan Integral de La Torre, un proyecto global que convertirá este pueblo de València en una de las mayores áreas residenciales de alquiler de todo el territorio estatal. Así lo han subrayado este miércoles el alcalde de València, Joan Ribó, y el vicepresidente segundo del Consell y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, tras la reunión que han mantenido y en la que han hablado sobre este proyecto conjunto.

«La Torre es un barrio que carga una herencia envenenada, heredada del anterior gobierno, y que queremos que vuelva a ser un lugar para las personas con todas las condiciones que tiene que tener un barrio», ha explicado el alcalde, Joan Ribó. La reunión de hoy entre Ribó y Dalmau constituye, han explicado ambos, el «pistoletazo de salida» al proyecto de rehabilitación, adecuación y ampliación del barrio de La Torre, un proyecto que arrancará en breve con el inicio  de las obras de la infraestructura inacabada que hay en el pueblo.

Según las previsiones de este Plan, se habilitarían alrededor de 2.600 viviendas nuevas, lo que supondría más que duplicar el número de viviendas que tiene La Torre en estos momentos. De ellas, han explicado ambos representantes políticos, alrededor de 1.200 serían VPP (Viviendas de Protección Pública) y unas 600 de éstas constituirán parque público de la Generalitat Valenciana y del Ayuntamiento de València. En palabras del vicepresident Martínez Dalmau, «podemos conseguir que La Torre sea una de las áreas residenciales de alquiler más importantes de todo el Estado».

Durante la reunión se han abordado aspectos referidos al proyecto para este pueblo de València, como las posibilidades de movilidad, en coordinación con la EMT, o las medidas urbanísticas a adoptar para facilitaras. «La puesta en marcha de este barrio es una de las apuestas más importantes de la ciudad –ha señalado el alcalde- en el marco del desarrollo de un barrio que en su momento se quedó congelado». Ribó ha destacado la necesidad de vivienda asequible y las posibilidades de acción que se abren, como cesiones a cooperativas de viviendas para impulsar alquileres asequibles, entre otras.

El conseller ha lamentado que «en el pasado, La Torre ha sido un barrio objeto de pelotazos y de una concepción del urbanismo que corresponde a tiempos pasados». Además, sufrió un fraccionamiento desde la creación del Plan Sur. El nuevo Plan Integral recogerá también ayudas para la rehabilitación del casco urbano de La Torre y la incorporación de toda la parte nueva en la transición hacia la huerta. Según los cálculos de la Conselleria, se estima que el proyecto de La Torre movilizará una inversión público-privada de 256 millones de euros, una inyección económica en la que los Fondos Europeos jugarán un papel fundamental.

El alcalde y el vicepresident han destacado la voluntad de impulsar un espacio «sostenible, con mucha zona verde y en la línea del urbanismo de los 15 Minutos, es decir, que permita ir caminando a todos los lugares y poder obtener los servicios desde la proximidad». Ambos han concluido señalando las necesidades de València «de vivienda pública, una necesidad que se ha visto todavía más acentuada a causa de la crisis causada por la covid-19. De ahí que las políticas públicas deban encaminarse hacia la ampliación de su parque público para asegurar una oferta asequible de viviendas».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.