El Instituto Tierno Galván de Moncada coordina un proyecto europeo sobre innovación en espacios educativos

0
1200

El proyecto Innovaroom se enmarca dentro de las acciones KA 201 del Programa Erasmus + y tiene por objeto la innovación de los espacios educativos hacia un modelo más flexible y creativo que dé cabida a diferentes metodologías de aprendizaje, así como espacios centrados en el alumno más dinámicos y colaborativos. El proyecto liderado por el IES Tierno Galván de Moncada contará con cuatro socios europeos.

El proyecto nace con la voluntad de reflexionar sobre nuevos espacios educativos dentro de las escuelas europeas. Innovaroom implica formar a los profesores para generar nuevos espacios educativos donde los estudiantes puedan tener un papel activo en el propio diseño de su ambiente educativo y en la planificación de su aprendizaje.

Los objetivos principales son la formación de futuros profesionales en nuevos espacios educativos, la introducción paulatina de una nueva metodología de aprendizaje basada en proyectos que se desarrolle en espacios creativos, así como investigar conceptos innovadores, más dinámicos, de enseñanza y compartirlos a varios niveles, lo que implica la colaboración con otros centros de Europa.

La máxima “learning by doing” será el punto de partida. Por ese motivo, las reflexiones  y propuestas se aplicarán en iniciativas piloto en los respectivos centros de formación de cada socio de proyecto.

El IES Enrique Tierno Galván ha sido el promotor de la iniciativa a través de su profesorado y ha colaborado con el resto de los socios en la definición del proyecto. El centro tiene experiencia en proyectos europeos. Participa en la red Escuelas Creativas de Ferran Adrià promovida por la Fundación Telefónica, lo que supone un contacto directo con otras entidades educativas muy motivadas en la temática de la innovación en la escuela.

También es socia del proyecto la Universidad de Chipre que porta su conocimiento académico en métodos de enseñanza de futuros profesionales que trabajan en la educación primaria y secundaria y además, conocimiento sobre arquitectura gracias a la participación también del departamento de arquitectura. Asimismo, colabora el instituto tecnológico Grigori Moisil de Rumanía. Cuenta con una larga trayectoria en relación con la formación en capacidades profesionales y de emprendimiento para sus jóvenes estudiantes, además de con una excelente relación con su entorno local. En este sentido, este centro aportará una mayor experiencia centrada en el contenido de la formación dada a los profesores, además de la visión de cómo planificar una educación abierta a establecer sinergias con los diferentes actores locales y cómo ello puede mejorar la calidad de la formación.

Otro de los socios es el Polo Europeo Della Conoscenza, Italia, que a través de sus diferentes experiencias en proyectos europeos aportan información y experiencia práctica en cuanto a cómo contribuir a que las aulas se conviertan en ecosistemas innovadores o ecosistemas creativos. Tiene experiencia en la redefinición participativa de los espacios educativos a través de laboratorios prácticos donde el alumnado contribuye a través de sus dibujos y sus ideas en la transformación de las aulas.

Por último, Muserum, de Dinamarca, que tiene el fin de promover los museos como lugares de aprendizaje, de emprendimiento y creativos. Tienen como objetivo que estos lugares sean cada vez más considerados por su valor educativo y su potencial a la educación reglada. En este sentido, Muserum ha preparado exposiciones sensoriales para niños menores de 7 años, donde los niños podían estimular creatividad e inteligencia, teniendo la libertad de expresarse libremente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.