El Ayuntamiento de València y la Generalitat retoman la construcción del Polideportivo de Nou Moles

288

El Ayuntamiento de València y la Conselleria de Educación, Cultura y Deporte han retomado las obras de construcción del complejo deportivo del barrio de Nou Moles. Se trata de un proyecto del año 2009 que se paralizó en 2011 por problemas de planificación y presupuesto de los gobiernos anteriores. Los trabajos para concluir esta dotación, en la parcela ubicada entre las calles Lluís Lamarca, Burgos y Castell de Benisanó, se llevarán a cabo con presupuesto de 11,4 millones de euros (IVA incluido), y con la previsión de concluir antes de que acabo en 2020.

El nuevo polideportivo contará con un aforo de 1.610 espectadores, 1.386 en graderíos fijos, ampliables en gradas móviles a 224 espectadores más. Las instalaciones, aparte de ofrecer servicio deportivo a la ciudadanía, incluirán una piscina de waterpolo válida para realizar campeonatos del mundo y campeonatos de la Federación Internacional de Natación.

El alcalde de València, Joan Ribó y el consejero de Educación, Cultura y Deporte, Vicent Marzà, han mantenido hoy una reunión con los responsables técnicos y la empresa que finalizará este complejo deportivo de la ciudad. En el encuentro también han participado la concejala de Deportes, Pilar Bernabé, y el director general de Deportes, Josep Miquel Moya.

Al concluir este encuentro, el alcalde Joan Ribó ha manifestado que “Nou Moles merecía, desde hace años, un centro deportivo de calidad que, por sus características, será de referencia para toda la ciudad”. “Se trata de un proyecto emblemático del que podrán disfrutar los vecinos y vecinas, de alta capacidad, y con todas las especificidades técnicas que permitirán la práctica deportiva de base y de alto nivel. De hecho, se trata de unas instalaciones en las que se cuidan al máximo todos los detalles para que puedan atender las necesidades deportivas de los vecinos y vecinas, y también de los equipos”, ha explicado.

En palabras del alcalde, “por fin, codo a codo entre el Ayuntamiento y la Generalitat, hemos conseguido resolver el lío administrativo en que nos habían metido anteriores gobiernos. Nuestro objetivo: extender tanto como podamos la práctica deportiva en la ciudad de Valencia y la vida saludable”.

Según el conseller Marzà: «Esta es una de las claras herencias de la nefasta gestión de anteriores gobiernos. Quien más lo ha sufrido ha sido la gente de la ciudad, con un proyecto paralizado y abandonado en medio de un barrio, sin dar ningún tipo de servicio deportivo». «A nosotros nos ha costado años hacer la tramitación correcta para que se pudiera acabar el polideportivo y que, finalmente, los vecinos del barrio y la gente de la ciudad pueda tener unas infraestructuras deportivas dignas y utilizables. Pero no solo esto, las instalaciones estarán dotadas de todos los recursos para poder celebrar campeonatos de waterpolo en el ámbito internacional», ha añadido.

El polideportivo contará con una pista para la práctica de balonmano, fútbol-sala, hockey sala, baloncesto y voleibol en el sentido longitudinal, y en sentido transversal 2 pistas de baloncesto. También contará con dos salas de fitness; una sala de musculación; una piscina cubierta dedicada a la práctica educativa de la natación; una piscina de waterpolo válida para campeonatos del mundo y campeonatos de la Federación Internacional de Natación; vestuarios para equipos deportivos, vestuarios colectivos para salas fitness y vestuarios para árbitros, entrenadores y profesores; así como espacios de almacenes y despachos.

La Generalitat aporta el presupuesto para finalizar las infraestructuras deportivas de Nou Moles. Es una cantidad de 11,4 millones de euros, IVA incluido. El trámite se ha realizado en coordinación y colaboración con el Ayuntamiento de València.

El desbloqueo de las obras

La reanudación de las obras necesitaba de un modificado, puesto que el contrato originario impulsado por anteriores gobiernos contemplaba errores u omisiones sufridos en la redacción del proyecto o de las especificaciones técnicas. Por eso, había que incorporar a la prestación algunos avances técnicos de mejora. Además, era necesario ajustar la prestación en especificaciones técnicas, medioambientales, urbanísticas, de seguridad y de accesibilidad aprobadas con posterioridad a la adjudicación del contrato.

El modificado aprobado para mejorar la infraestructura supone un incremento global de la obra del 8,9% en mejoras respecto al sistema estructural, el sistema de acondicionamiento e instalaciones, la instalación de geotérmica y la construcción de un falso techo.

En cuanto al sistema estructural, se modifica la estructura de cobertura del edificio, que pasa de hormigón a metálica con el objetivo de mejorar las prestaciones y disminuir su complejidad. También se modificará la cubierta de la piscina para favorecer la durabilidad de la estructura. Y asimismo, se ha optado por una mejora de la calidad del hormigón que se empleará en la estructura.

Respecto al sistema de acondicionamiento e instalaciones, el tiempo que ha pasado desde el proyecto original ha supuesto que alguna de las instalaciones hayan quedado obsoletas, tanto técnica como energéticamente, y que las necesidades se hayan redefinido para conseguir una mejor explotación acorde a los modelos actuales. También se ha realizado un rediseño de los sistemas de tratamiento de agua y se ha añadido un descalcificador. Otros equipos que se han incorporado o se han mejorado son el de filtración del agua en la piscina de waterpolo, y la adecuación de equipos de filtrado ultravioleta, filtración y el módulo de recuperación del calor del agua de renovación de piscinas. También se han modificado el tipo de refrigeradoras y deshumidificadores de las piscinas por equipos de más capacidad, adaptadas a las exigencias actuales y ofertas de las diferentes suministradoras.

Además, el edificio contará con una instalación geotérmica, que no se contemplaba en el proyecto inicial, puesto que es una energía renovable que elimina la dependencia de los combustibles fósiles con la consiguiente disminución de emisiones de CO₂, causantes del efecto invernadero.

Finalmente, con el fin de evitar la pérdida de energía del recinto de la piscina y disminuir la afección del cloro en la estructura, se opta para colocar un falso techo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.