Caixabank amenaza a Ribó con acudir a la Justicia si sigue vertiendo acusaciones

403

Caixabank no se ha quedado callada ante la acusación formulada hoy en el Pleno Municipal del mes de octubre en el Ayuntamiento de València por parte del alcalde de la ciudad, Joan Ribó, responsabilizando a la entidad bancaria en el fraude de 4 millones a la Empresa Municipal de Transporte (EMT), junto a la ex directiva ya despedida.

La entidad bancaria ya ha dado el siguiente paso en este caso, reafirmando el informe remitido el pasado 24 de octubre en el que asegura no ser en absoluto responsable de lo que a todas luces es un «caso claro de negligencia grave del cliente», con la concurrencia de «circunstancias excepcionales e imprevisibles que están fuera del control de la entidad».

Ribó cruzaba hace apenas unos días la plaza del Ayuntamiento para asistir a una presentación de Caixabank, a la que ahora acusa.

Responde así la entidad bancaria al requerimiento del consistorio para que reponga el dinero abonado en ocho transferencias desde al 3 al 20 de septiembre por un total de 4 millones de euros a cuentas de Hong Kong, un destino financiero que Ribó asegura se encuentra en la lista de referencia del Banco de España como paraíso fiscal. Este extremo, por cierto, lo niega de plano Caixabank

Sin embargo, Caixabank ha aportado documentación confirmando que las órdenes de transferencia fueron “expresamente transmitidas” por el cliente. Según consta en el citado informe, la entonces empleada de EMT solicitó y notificó telefónicamente la realización de las transferencias objeto del fraude enviando las órdenes de pago desde su dirección de correo electrónico corporativa.

De hecho, Caixabank señala que no fue hasta casi un mes después de la primera transferencia, realizada el día 3, cuando EMT solicitó el bloqueo inmediato y la anulación del usuario de la jefa de Administración en banca ‘online’ por haber sido despedida.

Por último, la entidad bancaria ha advertido que si desde el Ayuntamiento de Valencia se sigue insistiendo en las acusaciones vertidas por Ribó y su equipo, se reserva acudir a la vía judicial para preservar su buen nombre. Caixabank entiende que desde la cúpula de EMT se pretende trasladar a esta entidad “las resultas negativas de un conjunto de irregularidades internas” que se habrían producido en la empresa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.