La AVV de La Canyada se desmarca de la polémica sobre el centro de menores y apuesta por una “convivencia integradora y solidaria”

1453

La Asociación de Vecinos de La Canyada trató en su última sesión ordinaria, celebrada el pasado miércoles, la polémica suscitada por la futura instalación de un centro de menores en un chalet de Montecañada. Al respecto, la AVV ha querido desmarcarse de las críticas a esta instalación por parte de algunos vecinos y ha reiterado su apuesta por un barrio donde reine la “convivencia integradora y solidaria”.

Desde la asociación consideran que “los centros de acogida son un instrumento indispensable para la protección de la infancia y la adolescencia en una sociedad justa y equitativa, cuyo objetivo fundamental es garantizar los derechos básicos de los niños y adolescentes, mejorando su calidad de vida y facilitando su desarrollo personal, su formación y su integración social destinados a las personas que se encuentran privadas de un ambiente familiar idóneo. Por tanto, es un servicio público que responde a una necesidad real e imperiosa”.

Además, señala que existe una regulación de esos centros ampliamente detallada a través de una normativa muy específica por lo que consideran que su postura debe ir encaminada a velar por que tanto las obras previstas como la autorización administrativa cumplan los requisitos establecidos en la mencionada normativa.

Por otra parte, reconocen desde la asociación que la puesta en marcha de un servicio público no siempre es a gusto de todos y, en ocasiones, puede generar conflictos e incluso rechazos en el entorno donde se pretende ubicar pero consideran que “en todas las sociedades democráticas avanzadas y solidarias, en caso de colisión de derechos entre diferentes colectivos, siempre se debe tender a priorizar los intereses y derechos de los colectivos más vulnerables, en este caso los niños y adolescentes”.

“En esta asociación apostamos por un modelo de ciudad y de barrio que potencie una convivencia no excluyente, integradora y solidaria, que permita recuperar el espíritu de vecindad ante el aislamiento y el individualismo”, señalan y apuntan a que “cualquier otro enfoque respecto al tipo de niños o adolescentes que puedan recibir la atención del centro de acogida parece un prejuicio carente de justificación y probablemente desconocedor de la propia realidad de nuestro entorno, puesto que la atención que ofrece un Centro de Acogida puede resolver y mitigar algunos de los problemas familiares de los que no están exentas todas las familias por vivir en una área residencial”.

En su comunicado, la AVV concluye que La Canyada no puede ser una “isla” ajena a la tarea de mejora en la calidad humana de vida que corresponde “a toda la sociedad” e insiste en que “los miedos no se superan con el aislamiento, ni con muros. Querer permanecer ajenos a esa realidad o pretender que esas necesidades desaparezcan ni es justo ni forma parte del modelo de convivencia por el que abogamos desde esta Asociación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.