Apple y su nuevo proyecto Catalyst

0
278

Apple ha traído el proyecto Catalyst, conocido anteriormente como proyecto Marzipan. El foco de atención brilla sobre este nuevo propósito, y es que no es para menos. El objetivo del plan Catalyst es el de posibilitar el uso de las aplicaciones tanto en iOS como en Mac, lo que anteriormente no era posible.

Los sistemas de los distintos dispositivos (iPad, iPhone y Mac) eran bastante diferentes y, al crear una aplicación que se pudiera emplear en todos, era preciso programarlas con lenguajes de codificación diferentes. Así, cada actualización, inclusión de funcionalidades o corrección de errores, requería de muchísimas horas de trabajo.

A pesar de que aún queda mucho tiempo para alcanzar todos los objetivos que Apple expuso en la conferencia mundial de desarrolladores (WWDC) de este año sobre este proyecto, parece que están dando pasos agigantados en poco tiempo. Por lo que podemos prever gracias a este nuevo proyecto, los desarrolladores de Apple por fin pretenden alcanzar la universalidad de las aplicaciones, haciendo posible que funcionen en ambos sistemas. Esto quiere decir que, de conseguirlo, las mismas aplicaciones se podrían emplear en Mac, iPhone y iPad indistintamente y la información sería compartida y sincronizada en todos los dispositivos, algo que no ha sido posible hasta ahora.

De este modo, la compañía compartiría con desarrolladores externos un kit de herramientas de desarrollo de Xcode para crear aplicaciones que puedan ponerse en marcha en todos los dispositivos Apple. Las aplicaciones incluirán todos los tipos: juegos, música, libros, etc. Concretamente, la marca de videojuegos Gameloft ya empleó las herramientas para llevar su videojuego Asphalt 9 al sistema operativo de Mac, consiguiendo que funcionase. Esta sería la primera de otras muchas aplicaciones que se extenderían por los gadgets que nos ofrecen los de Apple.

Debido a que, hasta ahora, no existía tal compatibilidad, los desarrolladores de aplicaciones siempre se centraron en crearlas para los dispositivos que generasen más suscriptores. Por ello, la mayoría iban destinados a los móviles y no a los ordenadores. Por este motivo, la creación del inicial proyecto Marzipan, que se estableció en el iOS 12 y en el MacOS Mojave, y su continuación, Catalyst, supone un cambio revolucionario que haría posible el uso de las aplicaciones en todos sus dispositivos.

Los motivos que han llevado a los de Apple a estudiar este proyecto son varios. Entre ellos, el hecho de que el Mac App Store estaba relativamente desértico desde hacía tiempo, a pesar de sus recientes esfuerzos por renovarla. Mediante la cesión de las herramientas a los desarrolladores externos, puede que la App de Mac vuelva a ganar fuerza y usuarios. El desarrollo de software es cada vez más rápido y las empresas cada vez demandan a más voluntarios para aprender y formarse como desarrolladores, es posible que sea el sector de empleo que más ha crecido en esta década.

Tanto las empresas ecomerce como el sector del gaming y las apuestas online evolucionan cada día para crear una experiencia personalizada para su audiencia, y han encontrado una alternativa que ofrece mejores servicios que un puesto físico. Asimismo, el proyecto de Apple ahora mismo es un boceto que necesita de muchas revisiones y de perfeccionamiento, las actualizaciones no serán inmediatas. No obstante, durante la conferencia de desarrolladores de Apple que se convoca cada año, se lanzó el SDK de Xcode para desarrolladores externos, lo que les facilita la materia prima para comenzar a crear aplicaciones universales que favorecen un uso más práctico para su audiencia. Cierto es que, por ahora, los creadores de este tipo de aplicaciones tendrán que enviarlas a dos canales diferentes: por un lado, a iOS y, por otro, a MacOS, pero es algo en lo que se está trabajando. Puede que no dentro de mucho tiempo, el proceso de envío sea único y puedan reducir tiempo y esfuerzo durante el proceso.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que, a pesar de que Apple proporcione a los desarrolladores un kit de creación de aplicaciones universales, este recurso no es tan fácil de utilizar. Los profesionales de la creación deberán aprender a controlar y emplear este kit hasta producir las aplicaciones idóneas y con las características necesarias como para ser universales.

A pesar de que, como se ha dicho, el proyecto está dando sus primeros pasos, Apple ya ha dotado a algunas de sus aplicaciones con esta característica universal. De esta forma, los usuarios podrán ver cómo se supone que funcionarán las futuras aplicaciones. Las que recibieron esta actualización son las de Notas de Voz, News, Bolsa y Hogar. Con la llegada del nuevo sistema MacOS Catalina al final de este año, más aplicaciones se volverán universales. Es el caso de los programas de reproducción de audio, como iTunes, que desaparecerá para dividirse en Apple Music, Apple Podcast y Apple TV. La sincronización tendrá lugar en el sistema y las aplicaciones se podrán utilizar en todos los dispositivos.

No obstante, no todo es un camino de rosas. Catalyst es un proyecto muy desafiante que integra muchas complejidades. A la hora de modificar las aplicaciones (no solo las de nueva creación, sino también las antiguas), estas tienen que ser compatible, no solo con la pantalla táctil y todas las funcionalidades que conlleva, sino también con teclado y ratón. Si a esto le sumamos que los usuarios de Mac tienen acceso a otras fuentes en las que pueden adquirir aplicaciones, puede que los desarrolladores no quieran complicarse tanto para subir sus aplicaciones a la tienda de Mac.

Todo este trabajo puede ser muy decepcionante si los resultados en las ventas finales de aplicaciones son inferiores a los esperados. Por estos motivos, los desarrolladores se plantean si invertir tanto tiempo y esfuerzo en las actualizaciones de los programas realmente merece la pena.

Los años venideros serán, por lo tanto, decisivos. Las actualizaciones y el gran trabajo que hay en las oficinas de Apple se conoce a nivel internacional y no decepciona a sus usuarios. De hecho, se ha propagado la información que confirma que, muy posiblemente, los sistemas iPadOS y MacOs acaben fusionándose.

Pero el proyecto Catalyst se presenta como un verdadero reto al que los profesionales del ámbito tendrán que enfrentarse. El equipo de Apple tendrá que trabajar duro para conseguir hacer de la campaña un atractivo para los desarrolladores, que por ahora no tienen muy claro si tanto esfuerzo merece la pena. Queda mucho por pulir en el plan que han presentado, pero, si llegase a funcionar correctamente, sería una gran innovación que, hasta ahora, otras muchas compañías tecnológicas no han obtenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.