Picassent valora ceder un local municipal para formar a los condenados por delitos contra la seguridad vial

678

La reunión entre la alcaldesa, Conxa García, ha recibido en su despacho a Miguel Ángel Martínez, director del Centro de Inserción Social Torre de Espioca, y a Casimiro Rubio, verificador de cumplimiento de penas alternativas, ha servido de pretexto a los responsables penintenciarios para pedir un local municipal para dara formación a los reclusos.

Instantánea de la reunión/ Foto: Ayuntamiento de Picassent

Desde hace tiempo, el consistorio facilita que los reclusos puedan hacer trabajos en beneficio de la comunidad formando parte, por ejemplo, de la brigada de obras en Servicios Municipales.

“Desde el Ayuntamiento una de nuestras prioridades es trabajar por una sociedad cada vez más inclusiva. Pensamos que las segundas oportunidades deben estar siempre ahí, por este motivo colaboramos con el Centro de Inserción Social con la intención de que los reclusos puedan aligerar sus penas al mismo tiempo que adquieren una experiencia a nivel laboral, y así lo tengan un poco más fácil de cara a su reinserción”, afirma la primera edil.

Los trabajos en beneficio de la comunidad no son retribuidos y no pueden superar el máximo de ocho horas diarias, unas tareas que son una manera de resarcir a la sociedad por el daño hecho a causa del delito cometido.

Cesión de un local para formación

Por otro lado, el director del CIS ha hecho la propuesta a la alcaldía de que el Ayuntamiento ceda un local municipal para poner en marcha talleres de seguridad vial dirigido a personas que han sido condenadas por delitos contra la seguridad vial. Una formación que ya se ha puesto en marcha en otras localidades y que incluye 8 sesiones de 4 horas cada una con la finalidad que los conductores sancionados puedan conmutar la pena establecida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.