Alaquàs recupera el sello de calidad de la familia Aguilar con una serie limitada de 200 ollas de barro

147

La asociación cultural gastronómica de Alaquàs ‘El Cullerot’ ha propuesto recuperar el sello de calidad del colectivo artesano de la localidad, datado del siglo XV. Un símbolo utilizado para certificar la excelencia de ollas y pucheros de barro y que pertenecía a la familia Aguilar, que ostentaba el señorío.

 

El Cullerot ha encargado al alfarero Enrique Martí una serie limitada de 200 cazuelas de barro (100 para cocinar al fuego y otras 100 para utilizar en el horno), que llevarán la marca del águila ladeada. La de Martí es la única alfarería que pervive en la población.

Por recomendación del artesano, se han elegido las del tamaño más habitual (seis raciones), que serán vendidas por la asociación gastronómica, destinando una parte de los fondos al proyecto solidario que desarrolla con el colectivo Cor de Vila. La población podrá encargar al Cullerot otros tamaños.

Las 200 ollas que compondrán la serie limitada se irán elaborando en diversos procesos, ya
que su producción en la alfarería en esta época del año cuesta unas tres semanas. Las primeras salidas del horno y marcadas con el sello de calidad serán presentadas el próximo viernes, 11 de marzo de 2022, a las 19 horas, en un acto en el Castell, en el que ya se pondrán a la venta.

Una patente del siglo XV

En las excavaciones realizadas en el subsuelo del Castell de Alaquàs entre los años 2006 y 2007 salieron a la luz numerosas piezas cerámicas y también dos fragmentos de ollas de barro que llevaban la marca de los Aguilar.

Años después, el investigador Adrià Hernández ha documentado que fue una petición en el siglo XV del colectivo artesano local al señor, el Micer Jaume García de Aguilar, para marcar con el sello de su familia la producción local y así distinguir las cazuelas y pucheros de Alaquàs.

Con ello, pretendían que las ollas de Alaquàs, que consideraban de mayor calidad, se identificaran por la clientela en los distintos mercados de la Corona de Aragón, respecto a otras fabricadas en los pueblos de alrededor, y que se estaban vendiendo como si fueran de Alaquàs.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.