Vecinos de urbanizaciones cercanas al aeropuerto de Manises reclaman a AENA que modifique las rutas aéreas de acceso

0
54

La plataforma No Aviones Fuera de Ruta, integrada por asociaciones de vecinos de Paterna, San Antonio de Benagéber, Ribarroja y La Eliana, la Coordinadora en Defensa de los Bosques del Túria, la Asociación de Colinas y la de Montesol mantuvieron recientemente una reunión con el director del Aeropuerto de Valencia, Julián Camara, el jefe de División ATS, Ramón Martín, y el jefe de Gabinete Dirección, Ramón V. Diago.
Según han informado fuentes de la citada plataforma a través de su portavoz Juli Sáez, en esta reunión los vecinos afectados expusieron el problema que les supone el continuo sobrevuelo de aviones por las zonas urbanizadas de San Antonio, L’Eliana, La Canyada y Ribarroja. Sobrevuelo que se realiza, según opinión de la Plataforma fuera de las lineas generales que plantean las normativas de Aviación Civil.

La representación de AENA defendió que todos los sobrevuelos se realizan por una u otra de las rutas AIP establecidas legalmente y que los sobrevuelos por las zonas de Colinas, La Canyada, L’Eliana y Ribarroja, no incumplen la legalidad vigente, punto en el que La Plataforma No Aviones fuera de ruta discrepa totalmente.

Los vecinos plantearon que las alturas de los sobrevuelos son muy escasas y que provocan un riesgo y unas molestias a los habitantes en dichas zonas, que en su opinión son innecesarios y tienen solución, puesto que la situación del aeropuerto tiene una salida privilegiada hacia suficientes espacios sin urbanizar que pueden servir de vias aéreas para poder cumplir con los requisitos de seguridad y eficacia en el despegue y en el acercamiento de las aeronaves a Manises.

Por parte de AENA se explicó que se está intentando mejorar esa situación y que es posible hacer coincidir los intereses de seguridad y eficacia de las aeronaves con la seguridad, la tranquilidad y el descanso de los vecinos en las zonas señaladas por AENA.

Asimismo, se indicó que se está trabajando para establecer que las correspondientes rutas de salida sean menos molestas y que se está estudiando la posibilidad de que el giro a la derecha no se realice después de alcanzar una determinada altura después del despegue sino que sea en distancia buscando un punto donde menos afecte a los vecinos. Aunque estos estudios y su puesta en práctica pueden tardar unos meses por su complejidad, según avirtió AENA, que se comprometió a estudiar cuantas quejas le sean comunicadas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here