Unas 200 personas piden la dimisión de Sebastià por “catalanista” mientras el PP lleva al pleno el debate sobre señas de identidad

0
29

Una manifestación convocada por la Plataforma Valencianista de Burjassot y el Grup d’Acció Valencianista (GAV) contra el alcalde del Bloc, Jordi Sebastià, reunió a unas doscientas personas -500, según los organizadores- que pedían su dimisión al considerar que sus políticas buscan el “adoctrinamiento en el catalanismo” pues “recorta ayudas a fiestas, fallas y asociaciones culturales” mientras permite la celebración de “actos y conciertos catalanistas como los de Obrint Pas, Aspencat o La Gossa Sorda”.
Senyeras, una de ellas gigante, presencia policial inusitada y un manido debate sobre señas de identidad han convertido a Burjassot en las últimas horas en el epicentro de una especie de reedición de la Batalla de Valencia que se inició durante la Transición y que, al parecer, perdura hasta la actualidad.

No sólo la manifestación del 28 de mayo ha sido la cara visible de esta recuperada polémica pues en las últimas semanas, se han producido otros hechos como disturbios en la celebración de un acto sobre Vicent Andrés Estellés en el que participaba la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL).

Mientras, en la plaza, doscientas personas rodeaban una senyera de grandes proporciones al grito de “som valencians, mai catalans”; “llengua valenciana, mai catalana” o “fora, fora, fora el català de l’escola”, en el pleno municipal, se debatían varias mociones en ese mismo sentido. Además de dos mociones condenando los actos de boicot al homenaje a Estellés del pasado 14 de mayo, el grupo municipal del PP presentó otra solicitando la desvinculación del municipio de la Red de Ciudades Valencianas Ramón Llull por considerar que se trataba de una organización que promocionaba y fomentaba la lengua y cultura “catalana” y no la “valenciana”.

Según la portavoz popular, Cristina Subiela, “los catalanes ya defienden ellos solos sus señas de identidad” y señaló que el PP, “que admira y respeta a los catalanes por la defensa que hacen de su lengua y cultura”, considera que una ciudad valenciana como Burjassot “debería defender la lengua y cultura valencianas y no las catalanas”. Así, pidió la desvinculación de la red Ramón Llull por considerar que dedica recursos a promocionar una cultura “que no es la nuestra”.

Tanto el portavoz de Compromís, Emili Altur, como el del PSPV, Rafa García, alertaron de la “oportunidad política” del PP a la hora de presentar esta moción al considerar que quería hacerla coincidir con la manifestación valencianista y con la polémica “alentada desde el PP”, según García, sobre las señas de identidad con la prohibición de usar el término ‘País Valencià’ en los documentos oficiales que aprobaron Les Corts hace unos días.

El concejal socialista fue más allá y acusó al PP de querer centrar el debate en “señas de identidad para no hablar de recortes, paro y corrupción” y, tras recordar a la portavoz popular que su partido aparecía como entidad adherida a la manifestación, le pidió al partido de la oposición en el Ayuntamiento que “recapacite lo que dice y lo que hace”. Finalmente, la moción se desestimó con los once votos de Compromís, EU y PSPV frente a los 10 del PP. © Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here