Una sentencia anula el acuerdo plenario que impedía abrir tanatorios en el casco urbano de Paterna

1
1820

La sala de lo contencioso-administrativo del Tribunal Superior de Justicia de la Comuntiat Valenciana ha emitido una sentencia firme por la que estima el recurso planteado por la empresa Ábside Quart, SL contra el acuerdo plenario del Ayuntamiento de Paterna que prohibía la instalación de tanatorio-crematorio en el casco urbano del municipio.

El acuerdo plenario, con fecha de 25 de septiembre de 2013, aprobaba una rectificación de la modificación puntual Nº 62 del Plan General, de 2012, que tenía como objeto definir el uso de tanatorio-crematorio en el Régimen de Usos del Plan General. En esa modificación, se permitía este tipo de instalaciones en suelo urbano cumpliendo unos condicionantes.

Sin embargo, la posibilidad de que se instalara un tanatorio en el barrio de Santa Rita provocó el rechazo de los vecinos. Tras manifestaciones y la recogida de 4.000 firmas en contra de esta instalación, para la que una empresa ya había iniciado los trámites, aún cumpliendo los condicionantes establecidos en el Plan General, el entonces Gobierno municipal del PP propuso rectificar la modificación puntual y limitar el uso de tanatorio y crematorio a zonas industriales.

Finalmente, se aprobó esa rectificación y la empresa tuvo que cesar en su intento de instalarse en suelo urbano. Sin embargo, la mercantil presentó un recurso contra este acuerdo plenario (que contó con el apoyo del PP, PSOE y Compromís) que ahora el TSJ ha estimado anulando esa rectificación y devolviendo la situación a la marcada por la modificación puntual de enero de 2012 que sí permitía los tanatorios en suelo urbano cumpliendo determinadas condiciones.

Desde el Ayuntamiento, el Gobierno bipartito de PSOE y Compromís se ha limitado a apuntar que “se están estudiando diferentes vías para conciliar las resoluciones judiciales con las reivindicaciones vecinales”.

Indemnización de 2,2 millones

A principios del año 2015, se conoció que la empresa había presentado diversos recursos judiciales y, en uno de ellos, reclamaba al Ayuntamiento una indemnización de 2,2 millones de euros ya que este le había concedido la licencia ambiental para instalar un tanatorio en Santa Rita tan sólo dos meses antes de prohibírselo a través de la rectificación de la modificación del Plan General.

La empresa demandó por daños y perjuicios al Consistorio y pidió más de 2 millones de euros de indemnización. El entonces candidato y portavoz socialista en el Ayuntamiento y actual alcalde, Juan Antonio Sagredo, calificó en aquel momento de “herencia envenenada” para el próximo gobierno municipal las consecuencias que la actuación del PP en todo el tema del tanatorio urbano tendrá sobre las arcas municipales, consecuencias que aún están por determinar.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here