Un refugiado del centro de Mislata con síntomas provoca una falsa alarma por ébola

0
156

Un refugiado residente en el Centro de Acogida de Refugiados (CAR) de Mislata con síntomas de enfermedad provocó ayer cierta alarma por si pudiera tratarse de un caso de ébola aunque finalmente resultó ser una falsa alarma. Sin embargo, el caso ha evidenciado la falta de “protocolos de actuación y medidas de seguridad”, según la Central Sindical Independiente de Funcionarios (CSI·F).

El sindicato denuncia la falta de protocolos de actuación ante casos de ébola o de cualquier otra enfermedad que pudiera contagiarse en el Centro de Acogida de Refugiados de Mislata donde conviven 120 personas de diferentes países.

CSI·F señala que este centro de acogida, único de estas características en la Comunitat Valenciana, cuenta con una plantilla de 30 trabajadores. De ella forman parte los camareros limpiadores, quienes ayer recibieron la única instrucción de “limpiar con lejía el cuarto de baño de la persona supuestamente infectada de ébola”.

El sindicato reclama con urgencia al Ministerio de Empleo y Seguridad Social, organismo del que depende el Centro de Acogida de Refugiados (CAR), “protocolos de actuación ante casos de ébola o de cualquier tipo de enfermedad tropical y contagiosa”. La central sindical exige material de protección, como guantes o mascarillas, y recomendaciones de vacunación.

CSI·F recuerda la saturación que sufre este centro, que acoge en la actualidad a 120 personas inmigrantes de diversos países a la espera de que se les conceda o deniegue el asilo. Esta cifra de residentes duplica la existente diez años atrás. No obstante, la plantilla de trabajadores no ha variado desde entonces, lo que provoca una saturación laboral que se suma a la falta de medios materiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here