Un millón y medio de los casi 4 millones de viajes diarios en el área metropolitana son en vehículo privado

0
30

La Conselleria de Infraestructuras ha escogido el Día Sin Coches para presentar, en el Colegio de Ingenieros de Caminos, Canales y Puertos, el último estudio de movilidad de Valencia y su área metropolitana. Paradójicamente, el estudio revela que, de los 3, 8 millones de viajes diarios que realizan el millón y medio de habitantes de la zona, 1, 4 son en vehículo privado y algo más de 700.000, en transporte público. El resto (1, 6 millones) se realizan en bicicleta o a pie.
Aunque la cifra de los viajes a pie, un 42% del total de desplazamientos (de más de 5 minutos de duración) diarios que se realizan en el área metropolitana, es una muy buena noticia para el director general de Transportes, Vicente Dómine, encargado de presentar el estudio, lo cierto es que el porcentaje de viajes que se realizan en transporte público motorizado (el 30% de los 2, 2 millones diarios en vehículos a motor) “está muy lejos de las grandes ciudades europeas y de las áreas metropolitanas de Madrid o Barcelona”.

Además, Dómine ha calificado de “muy preocupante” que, en los 1, 4 millones de desplazamientos diarios que se hacen en vehículo motorizado privado, el 75% de estos están ocupados únicamente por el conductor, con el derroche de combustible y la contaminación que ello supone.

Parque automovilístico “maduro”

El área metropolitana de Valencia, que comprende los 43 pueblos de la comarca de l’Horta, la capital y San Antonio de Benagéber, ha alcanzado la madurez en cuanto a su parque automovilístico con 1, 33 turismos por hogar y 0, 2 motocicletas, cifras que lo sitúan en niveles centroeuropeos de motorización. En total, 596.000 vehículos para una población superior al millón y medio de habitantes.

La cifra que ha sorprendido, sin embargo, a los encargados del estudio ha sido la del número de bicicletas que Dómine ha calificado de “espectacular”. En total, 450.000 bicis que igualan el parque móvil de estos vehículos de una ciudad tan conocida por su afición a las bicicletas como es Ámsterdam y su área metropolitana (con 400.000 habitantes más que la valenciana).

Sin embargo, parece que las bicicletas se reservan para trayectos urbanos, es decir, dentro del municipio, pues los encuestados argumentan que la larga distancia, la falta de un carril diferenciado y el miedo a los vehículos a motor y la imposibilidad de aparcar la bicicleta en el destino impiden un mayor uso de este vehículo sostenible. Así, de los 3, 8 millones de desplazamientos diarios que se producen en el área metropolitana, sólo el 83.600 son en bicicleta, es decir, un 2, 17%.

De hecho, en los municipios de la comarca, el uso de vehículo motorizado es diez puntos superior al de la ciudad de Valencia. Mientras que en esta el 53, 3% de los desplazamientos son en vehículos a motor (tanto públicos como privados) en la comarca el porcentaje se eleva hasta el 62, 1%.

Dentro de estos desplazamientos “a motor” también es significativa la diferencia entre vehículo privado y público dependiendo si se habla de la ciudad de Valencia o del área metropolitana. En esta última, el porcentaje de viajes en vehículos privados es de 77, 6% mientras que, en la capital, es del 59%. El director general ha reconocido que la necesidad de ir de un municipio a otro para trabajar o realizar gestiones hace que el uso del coche en los pueblos de la comarca se incremente notablemente respecto al de la ciudad.

Objetivos sostenibles

El conseller de Infraestructuras y Transporte, Mario Flores, que también ha intervenido en la presentación, ha establecido los objetivos de la Generalitat para 2020 en materia de movilidad que pasan por conseguir un patrón equilibrado y homologable a las regiones más importantes de Europa, ya que para entonces se prevé que los viajes en el área metropolitana sean 4, 5 millones cada día.

Por ello, el objetivo es lograr que el 46% de estos viajes sean en bicicleta o a pie (frente al 42% actual); avanzar hasta el 40% en la utilización del transporte público en los viajes motorizados, que actualmente es del 30%; y reducir al 12% los viajes en vehículo privado (200.000 menos que ahora).

Asimismo, Flores ha abogado por la concienciación para incrementar el número de ocupantes en los vehículos y por impulsar los coches eléctricos y los de menor tamaño para mejorar los problemas de aparcamiento.

Por su parte, el miembro de la Junta Rectora del Colegio de Ingenieros de Caminos, Vicente Ferrer ha recordado la importancia de este tipo de estudios para la funcionalidad del área metropolitana ya que sirven como base y orientación para que la Administración pueda adoptar las medidas adecuadas en esta materia. Desde el Colegio de Ingenieros de Caminos se ha recordado la necesidad de potenciar el transporte público y otras formas de transporte, como la bicicleta, a fin de convertir la ciudad de Valencia y su área metropolitana en un referente europeo de movilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here