Un bombero del parque de bomberos de Torrent fue rescatado del fuego el domingo por uno de los helicópteros accidentados

0
65

El sargento Joan Miquel Fortea, del parque de bomberos de Torrent fue rescatado el pasado domingo por uno de los dos helicópteros accidentados ayer tras quedar atrapado por las llamas del incendio forestal de Cortes de Pallás.
Según ha informado el Consorcio Provincial de Bomberos de Valencia, Fortea desconoce cuál de los dos helicópteros accidentados ayer efectuó su rescate, si el primero, cuyo piloto falleció y ha sido localizado hoy, o el segundo, cuyos ocupantes se encuentran ingresados en el hospital La Fe de Valencia.

Las mismas fuentes han explicado que este bombero, que actuaba como jefe de sector, quedó atrapado por las llamas al llevar avituallamiento a las brigadas que actuaban cerca de las llamas.

Un cambio repentino en la dirección del viento le impidió regresar por donde había accedido, de modo que tuvo que abandonar su vehículo en una zona ya quemada (lo recogió horas después) y solicitar el rescate aéreo.

Las mismas fuentes han explicado que este bombero se quedó impactado, con “los pelos de punta”, al conocer los accidentes de los aparatos de la unidad BRIF de Daroca, uno de los cuales le rescató de las llamas.

En apenas media hora, dos de estos aparatos se estrellaron cuando realizaban labores de extinción en el incendio originado el pasado jueves en Cortes de Pallás.

El primero se precipitó al embalse de Forata, en cuyo interior ha sido hallado sin vida hoy el cuerpo del piloto, mientras que los ocupantes del segundo fueron hallados conscientes tras estrellarse y fueron trasladados al hospital La Fe de Valencia.

El fallecido, Jose Agustín Nieva, un coronel del Ejército en situación de reserva, contaba con más de 4.000 horas de vuelo de experiencia y había participado en 12 campañas de extinción anteriormente.

El piloto del segundo aparato, R.K., de 55 años, permanece ingresado en la unidad de reanimación y su pronóstico es reservado, mientras que el copiloto, F.P., de 36 años y que sufrió politraumatismos, permanece estable, según han informado fuentes del centro hospitalario.

También los heridos cuentan con experiencia previa en la extinción de incendio, ya que el piloto acumula más de 7.300 horas de vuelo y ocho campañas, y el copiloto 1.100 horas y tres años de experiencia, según datos de la compañía INAER, una de las empresas que opera para las administraciones públicas en servicios de emergencia y propietaria de las aeronaves accidentadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here