Torrent celebra las fiestas en honor a la Virgen del Rosario

0
25

Doce jóvenes de Torrent son los que este año han celebrado la fiesta en honor a la Mare de Déu del Rosari. Doce chicos que la noche del sábado llevaron a cabo una de las tradiciones más románticas de las que disfruta Torrent, se trata de l’enramà. Bellas serenatas que les cantan a las novias o a las madres como muestra del amor que les profesan.
Una costumbre que se compone de música y flores, dos elementos de los que disfrutó la alcaldesa de la capital de l’Horta Sud, Amparo Folgado, a las puertas del consistorio, en la que ya viene siendo una cita habitual en estas fechas.

Aunque la festividad oficial se reduce al primer domingo de mayo, día en el que se celebra la misa y la procesión. Las fiestas de esta clavaría, donde los integrantes son los más jóvenes de todo el municipio, comienzan en febrero con l’entrà de la flor. Una tradición en la que se conmemora el solsticio de la primavera, representado en una rama florida de almendro que es cortada y trasladada desde la ermita San Luis Bertrán, hasta la parroquia de La Asunción, donde es bendecida, y con la que posteriormente se decora el altar de la Virgen.

Durante los dos meses después de anunciar la inminente entrada de la primavera, los doce jóvenes se preparan para llevar a cabo esta fiesta religiosa. Una tradición que requiere trabajo, organización y mucha dedicación, y que Daniel Martínez, como Clavari Major, se ha encargado de abanderar.

La soleada mañana del domingo, invitó a salir a las calles y celebrar con este grupo de chicos la esperada fiesta. El oficio religioso se realizó en la parroquia de La Asunción, iglesia que conserva la imagen de la Virgen del Rosario, una talla antigua y de gran valor artístico. Hasta la iglesia, se trasladaron la alcaldesa de la capital de l’Horta Sud, Amparo Folgado, acompañada por la concejal de Fiestas, Ana Penella, y por el resto de miembros del equipo de Gobierno, que se sumaron al gran número de torrentinos que quisieron agregarse a la celebración.

Ya por la tarde, cuando el sol comenzaba a ponerse, al toque de las campanas salió la imagen de la Mare de Déu del Rosari. Engalanada con flores, y con la compañía de los doce clavarios y de las autoridades locales, recorrió las calles adyacentes al templo parroquial, haciendo una parada muy especial a la altura de la Torre, para contemplar un magnifico castillo de fuegos artificiales que se disparó ya entrada la noche.

Una vez de nuevo en la iglesia, todos los asistentes cantaron los gozos, y el párroco nombró a los nuevos clavarios de 2014, asegurando así la continuidad de una fiesta en la que la música, las flores, la pólvora, la tradición y la religiosidad, son protagonistas a partes iguales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here