Sindicatos, trabajadores y vecinos protestan por el ERE del Ayuntamiento que puede sentar cátedra

0
71

Entre doscientas y trescientas personas se han manifestado por las calles de Alboraya contra el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que el equipo de Gobierno intenta llevar a cabo y que supondría el despido de una treintena de funcionarios. Si el día 7 no hay consenso tras la negociación entre Ayuntamiento y sindicatos, y parece que no lo habrá, será la Dirección General de Trabajo quien decida.
Los sindicatos intentan paralizar el expediente porque mermará la calidad de los servicios públicos y podría sentar un precedente para otras administraciones públicas ya que el Consitorio alborayense es el primero de la Comunitat que plantea un despido masivo de estas características.

Al considerar que la negociación está estancada, pues lo que solicitan los sindicatos es que se retire el ERE y, a partir de ahí, buscar soluciones a la situación económica del Ayuntamiento, UGT y CCOO han convocado dos manifestaciones. La primera ha tenido lugar le jueves 31 de marzo y a ella se han sumado no sólo trabajadores y vecinos de Alboraya sino de otros muchos pueblos que ven cómo el ejemplo de Alboraya podría cundir entre los ayuntamientos.

“No hay motivos”

Fuentes sindicales han asegurado a Hortanoticias.com que, tras la presentación del ERE, solicitaron información al Consistorio sobre las cuentas municipales y descubrieron que no existen motivos para el despedido de la treintena de funcionarios que pretende el equipo de Gobierno.

“La plantilla no está ni mucho menos sobredimensionada”, aseguran, y añaden que no se ha gastado más en personal desde que comenzó la crisis, al contrario, se ahorró dinero con el Plan de Empleo ejecutado hace unos dos años y que causó el despido de muchos trabajadores que tenían contratos temporales.

Además, las mismas fuentes apuntan que las cuentas reflejan gastos que se podrían suprimir o recortar antes que cargar contra el trabajador. Aunque, por encima de todo, los sindicatos alegan que más que el despido de treinta personas, es una cuestión de servicios públicos pues la desaparición de esos puestos supondrá una merma en su calidad.

El próximo día 7 de abril se dictamina el ERE y, por ello, los sindicatos han convocado una concentración ante la Dirección General de Trabajo de la Generalitat “para evitar su aprobación por el director general, Román Ceballos, y que a partir de ahí se pueda abrir la veda en la Comunitat ya que este es el primer expediente que se plantea en los ayuntamientos valencianos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here