Sagredo vislumbra una mayor aceptación del ‘ecobarrio’ si se desarrolla junto a Puerto Mediterráneo y contempla ampliar el tranvía

0
449

Aunque el proyecto está, administrativamente, en un punto muy inicial, el revuelo generado por la iniciativa de una empresa privada de construir un ‘ecobarrio’ de 1.000 viviendas tomando como punto de partida el futuro colegio Imagine Montessori School que se va a construir en Lloma Llarga, a iniciativa de los mismos promotores, ha obligado a los representantes públicos de Paterna a hablar sobre el proyecto.

Y el alcalde, Juan Antonio Sagredo, preguntado en el encuentro mensual con los medios de comunicación, ha insistido en los problemas de accesos que ya tiene esa zona y en la necesidad de que el proyecto incluya mejoras importantes en este sentido para que el Gobierno municipal pueda mirarlo con mejores ojos.

“No es un ‘no es no’”, ha ironizado el primer edil socialista, al tiempo que ha recordado que su Gobierno es “proactivo” y está abierto a cualquier propuesta que pueda mejorar el municipio. Pero, ha recordado, el aumento poblacional y la construcción de nuevas viviendas, aun enmarcadas en un proyecto supuestamente sostenible y respetuoso con el medio ambiente, no estaba contemplado en el proyecto de ciudad que acordaron y asumieron los ahora tres grupos del equipo de Gobierno: PSPV, Compromís y Paterna sí puede.

Más proclive a proyectos industriales y comerciales que den puestos de trabajo que a los residenciales, el primer edil ha asegurado, sin embargo, que los promotores tienen una actitud muy receptiva a las propuestas del Ayuntamiento y, en ese sentido, ha apuntado que el principal problema es el de los accesos. Un problema que podría solucionarse por parte de los promotores y, en ese sentido, ha señalado que, de desbloquearse el proyecto de Puerto Mediterráneo, que se levantaría muy cerca de este ‘ecobarrio’, ambas empresas podrían aunar esfuerzos y recursos para mejorar las vías de comunicación y los accesos.

También ha planteado el alcalde como otra de las posibles soluciones para el problema del tráfico que se genera en esa zona -ya saturada de centros escolares- poder alargar la línea del tranvía hasta el barrio de Alborgí atravesando la zona donde está previsto este nuevo barrio. De hecho, de incluir en su proyecto la extensión de la línea del tranvía, el alcalde ha reconocido que miraría con mejores ojos esta iniciativa residencial.

Aún así, ha insistido en que se encuentra en una fase muy inicial y ha pedido a sus impulsores que se reúnan también con los centros escolares que ya hay en la zona y con los vecinos de los barrios circundantes como Lloma Llarga quienes, ha confesado, ya han mostrado su descontento por un proyecto que incrementaría notablemente el tráfico rodado.

Este proyecto necesita una modificación puntual del Plan General que tiene que ser planteada al pleno por el equipo de Gobierno, en caso de aprobarse, se traslada el acuerdo a la Conselleria y esta, de nuevo, al pleno municipal. La intervención del Ayuntamiento en esta iniciativa es primordial. Por ello, el alcalde ha lamentado que se decidiera presentar en la Conselleria de Medio Ambiente cuando no se ha convencido de su idoneidad y viabilidad al Gobierno municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here