Ricardo Sixto (EUPV): “El asalto de Israel a la Flotilla de la Libertad fue un acto de piratería en toda regla”

0
69

Tras regresar ayer a España, el diputado de EUPV-Els Verds en el Congreso, Ricardo Sixto, ha relatado este lunes su experiencia a bordo del ‘Estelle’, el único velero que este año encabezaba la III Flotilla de la Libertad con el objetivo de romper el bloqueo de Israel a la franja Gaza y hacer llegar ayuda humanitaria al pueblo palestino.
Sin embargo, apenas a 25 millas de la costa de Gaza, en aguas internacionales, el barco fue abordado por el ejército israelí y sus ocupantes, una tripulación de 30 personas de diversas nacionalidades, detenidos y trasladados a un Centro de Internamiento de Extranjeros, antes de ser devueltos a sus países de origen. “He conocido un CIE por dentro y por sufrirlo como inmigrante ilegal no como autoridad. Ahora sé lo que siente una persona cuando la deportan”, ha manifestado Sixto.

El diputado de Burjassot, que este lunes ha ofrecido una rueda de prensa en Valencia junto a la portavoz de EUPV en las Corts, Marga Sanz, ha asegurado que el barco en el que viajaban fue abordado el pasado sábado sobre las 11.00 horas a solo 25 millas de Gaza, y en “aguas internacionales”.

En este sentido, Sixto ha puntualizado que el ‘Estelle’ -cargado con 40 toneladas de cemento y pelotas de fútbol- nunca entró ilegalmente en territorio israelí sino que por el contrario, fueron sus soldados los que “asaltaron el barco como piratas” -violando la legalidad internacional- y les “secuestraron” para arrastrarles a tierra de Israel.

Tres buques de la armada israelí, ocho barcos rápidos y un helicóptero participaron en la vigilancia y asalto del velero, según el diputado, con una “violencia injustificada e innecesaria”. Accedieron encapuchados y con el rostro siempre cubierto, apuntando con armas de fuego, e incluso usaron pistolas eléctricas contra algunos miembros de la tripulación pese a que, según Sixto, solo ofrecieron “resistencia pacífica”.

Todos ellos fueron registrados, despojados de sus objetos personales y obligados a sentarse en el suelo de la popa durante 14 horas hasta llegar al puerto de Ashdod, donde antes de tocar tierra, se produjo otro “momento de tensión” cuando los diputados que acompañaban a la Flotilla exigieron bajar los últimos del barco.

Más tarde se les practicó un nuevo registro. Únicamente se les dejó la ropa y los objetos más personales, pero les fueron incautados todos los aparatos electrónicos: móviles, ordenadores, cascos para escuchar música…, así como cualquier papel que pudiera contener información. De hecho, ninguna de estas pertenencias les han sido devueltas. En el caso de Sixto, el móvil que inutilizaba como diputado del Congreso, se ha quedado en Israel, junto a una palestina para el cuello.

El parlamentario de EUPV-Els Verds ha explicado cómo fueron “tratados como criminales”, llevados a comisaría e interrogados acusados de invadir espacio israelí. Ellos replicaron que lo que se había producido es un “secuestro” en territorio internacional y a partir de ahí se negaron a seguir declarando hasta que llegaran los cónsules o representantes diplomáticos.

Finalmente Sixto firmó un documento en el que se daba por notificado de su expulsión de Israel y fue llevados a un Centro de Internamiento de Extranjeros a la espera de ser deportado, junto a otros inmigrantes. “He conocido un CIE por dentro y por sufrirlo como inmigrante ilegal no como autoridad. Ahora sé lo que siente una persona cuando la deportan”, ha confesado. De hecho, a las 14.30 horas de ayer fue deportado a España.

A pesar de la “dureza” de la experiencia, Sixto ha destacado que se ha conseguido el objetivo de “romper el bloqueo de Gaza” y “mostrar las contradicciones entre el Estado de Israel y la legalidad internacional”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here