Quantcast

Reunión de alto nivel en Picassent para abordar la preocupante oleada de robos de kiwis

Ante la última oleada de robos que han tenido lugar en los campos de kiwis de Picassent, ayer se celebró una reunión en el Ayuntamiento a iniciativa de la alcaldesa, Conxa García, en la que estuvieron presentes el director de la Agencia de Seguridad y Respuesta a las Emergencias, José María Ángel, el comisario jefe de la Policía Autonómica Valenciana, Álvaro Rodríguez, el jefe de Puesto de la Guardia Civil de Picassent, Juan Francisco Morales, el intendente de la Policía Local, Cristóbal Espinosa, el concejal de Seguridad Ciudadana, Salvador Morató, el concejal de Agricultura, Joan Vicent Aguado, además de representantes de los agricultores de la población productores del cultivo del kiwi.

reunio-kiwis-picassentLa alcaldesa agradeció al inicio tanto al director general como al comisario, su rápida respuesta ante la necesidad de reunirse de manera inminente por el agravamiento de esta cuestión que afecta a los agricultores desde el mes de septiembre.

Entendemos perfectamente la preocupación de los productores, ya que poner en marcha este tipo de producción requiere una inversión muy elevada, un importante esfuerzo económico que ahora, si se produce una sustracción del fruto, no se ve nada compensado. Por este motivo, desde el Ayuntamiento reforzaremos la vigilancia”, afirma la alcaldesa, Conxa García.

Como resultado de la reunión se obtuvo el firme compromiso por parte de todas las fuerzas de seguridad representadas, especialmente de las autonómicas, de cubrir las necesidades de reforzar la vigilancia con nuevos efectivos. Picassent es uno de los pueblos de la comarca de l’Horta que ha sido pionero en el cultivo del kiwi como alternativa a la tradicional naranja y esta situación podría afectar negativamente a la posibilidad de un futuro crecimiento del número de tierras dedicadas al cultivo de este cítrico.

Todos los esfuerzos dedicados a controlar la situación

El Ayuntamiento de Picassent, desde que se produjeron los primeros robos, ha puesto todas las medidas necesarias, dentro de las competencias municipales, con el fin de controlar la situación. Se ha reforzado la vigilancia de efectivos de la Policía Local y se ha solicitado también colaboración de la Guardia Civil.

Por eso, están interviniendo desde el pasado mes de octubre agentes de la unidad Roca de la Guardia Civil, fuerzas de seguridad especializadas en estos temas. Y como resultado, dentro del mismo mes se produjeron las primeras detenciones.

Por otro lado, también hace unas semanas tuvo lugar una Junta de Seguridad Extraordinaria con el fin de tratar únicamente esta problemática. Un encuentro en el que desde la Administración Local se pidió nuevamente refuerzos en la vigilancia.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *