Ramón traslada a Català las carencias educativas de Catarroja y recuerda la necesidad del colegio número 6

0
62

La alcaldesa de Catarroja, Soledad Ramón, se ha reunido con la recién nombrada consellera de Educación, María José Catalá, para abordar la planificación educativa en la localidad de l’Horta.
Tras felicitar a la nueva consellera, Soledad Ramón ha agradecido a Catalá su “especial interés” en resolver las actuales carencias en materia educativa en el municipio, y ha ofrecido a la máxima responsable de la Conselleria “trabajo y esfuerzo mutuo” para dotar de mejores infraestructuras a Catarroja.

Durante la reunión de trabajo, consellera y alcaldesa pusieron sobre la mesa la situación del colegio público número 6. Ramón recordó que, “desde el año 2000, los responsables de Catarroja hemos puesto de manifiesto ante la Conselleria el gran crecimiento demográfico que hemos experimentado en nuestro municipio, con muchos niños en edad escolar. Por eso necesitamos soluciones lo antes posible”.

La primer edil destacó la “total colaboración” del Ayuntamiento para encontrar la mejor solución que satisfaga a todas las partes implicadas, “sobre todo para los padres jóvenes del municipio que han de escolarizar a sus hijos”.

Ayudas municipales

Ramón ha recordado que el gobierno municipal destinó 480.000 euros durante el pasado curso para ayudas de educación infantil a niñas y niños de 0 a 3 años, siendo una de las inversiones más importantes en materia de educación. Estas becas de escolarización infantil han beneficiado a cerca de 600 escolares de la población.

Su equipo de gobierno invirtió también más de 100.000 euros de ayudas para la compra de libros escolares, beneficiando a mil jóvenes de la población y a sus familias. Asimismo, el gobierno municipal destina una parte de las ayudas escolares a la subvención de alumnos de Educación Especial que cursan sus estudios en centros específicos de otras localidades. En concreto, son casi una treintena de alumnos de centros especiales con ayudas municipales.

Además, el gobierno popular ha mejorado también la calidad y la oferta de los centros educativos, entre ellos el colegio Joan XXIII, Paluzié y Bertomeu Llorens. Sin olvidar tampoco la formación de personas adultas que este año han cursado más de 600 catarrojenses mayores de 16 años en el centro EPA Esteve Paluzié.

“La educación de nuestros jóvenes es para nosotros un objetivo fundamental, apostando por los más jóvenes a través de ayudas económicas que van desde la adquisición de libros de texto, a las becas de guardería, ayudas al transporte universitario o las ayudas para material escolar, y que han beneficiado a más de 2.600 jóvenes y sus familias”, resaltó la primera edil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here