Ramón-Llin dice que trasladó a Barberá en 2010 el “problema” de Emarsa y le pidió su relevo en la entidad metropolitana

0
66

La concejal de Residuos y Limpieza del Ayuntamiento de Valencia, Mª Àngels Ramón-Llin, ha afirmado en su declaración como testigo en el juzgado de Instrucción número 15 de Valencia, encargado de instruir el conocido como ‘caso Emarsa’, que trasladó en 2010 a la alcaldesa de la ciudad, Rita Barberá, el “problema” de la entidad, y le pidió que le relevaran de su cargo de consejera si no se adoptaba ninguna solución.
Ramón-Llin, quien fue vocal en Emshi y miembro del Consejo de Administración en Emarsa, se ha pronunciado así en su declaración ante el juez, encargado de investigar un agujero económico en la gestión de la depuradora de Pinedo de 25 millones de euros. Ha mantenido en todo momento que ella hacía el trabajo que le correspondía una vez les explicaban las cuentas, “teniendo en cuenta que estaban los responsables de la gestión de la empresa”.

La edil ha recordado que tras una junta de 2009, habló con el secretario de la Emshi y le manifestó su preocupación por la situación de Emarsa, “pero sin tener en ese momento ningún dato más que una percepción”. A partir de ahí le dijeron que estarían “vigilantes”, ha comentado.

Seguidamente, Ramón-Llin ha afirmado que en los consejos llegaron a un punto en que se daban cuenta de que no estaban informados “realmente”, ya que se percataron de que el déficit que se arrastraba no se solucionaba e iba a más. Sin embargo, a ellos les decían que todo estaba “muy bien” y que todo “eran minucias sin importancia”.

Ya en 2010, ha indicado que en base a un informe jurídico, en el que se mantiene que la reducción de capital no solucionará el problema de Emarsa, llegó a la conclusión de que la empresa no era viable por la gestión, pero nunca –ha aclarado– “intuyendo cualquier otro tipo de situación que hemos descubierto con posterioridad”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here