Puçol abre el comedor de vacaciones durante 55 días este verano

0
129
757-mery-cortell-1
La concejal de Educación, Mery Cortell.

El comedor de vacaciones del Ayuntamiento de Puçol se ha mantenido abierto durante un total de 55 días del verano de 2015. Entre el 22 de junio y el 7 de septiembre aquellos menores pertenecientes a familias en situación de mayor vulnerabilidad social han asistido al comedor de vacaciones ubicado en el colegio público La Milotxa para disfrutar de una alimentación sana y equilibrada.

Durante la totalidad del periodo vacacional en que los comedores escolares han permanecido cerrados, en torno a 35 niños han recibido una alimentación adecuada que ha abarcado el desayuno, la comida de mediodía y la merienda de cada menor.

En un clima de absoluta normalidad, con idéntica apariencia a la de cualquier día en un comedor durante el curso escolar, los chicos han alternado los arroces y las lentejas con el pescado y las ensaladas. Diariamente, cada menor ha abandonado el comedor a mediodía provisto de una bolsa con las dos tomas posteriores: para merendar, lácteos, bocadillos y alguna pieza de fruta y, para el desayuno del día siguiente, zumos y yogur o leche con galletas.

Si bien el programa de atención de necesidades e inclusión social a menores y sus familias en período estival —dependiente de la Conselleria de Bienestar Social, a cuya subvención se ha acogido Puçol para la financiación del programa— garantizaba la alimentación durante los meses de junio, julio y agosto, también es cierto que no contemplaba la asistencia nutricional durante el mes de septiembre.

Para lograr la completa cobertura de la necesidad que atiende el servicio de comedor, la concejal de Área de Bienestar Social, Mar Mazo, decidió prolongar el programa durante el mes de septiembre asumiendo para estos días por parte del Ayuntamiento de Puçol la integridad del coste del servicio.

De este modo el comedor de vacaciones ha finalizado la prestación de su asistencia justo con la apertura de los servicios ordinarios de los comedores escolares sin que ningún menor haya carecido de las tres comidas diarias con los suficientes nutrientes que les permitieran un desarrollo físico y mental adecuado y saludable.

La asistencia de los menores al comedor de vacaciones ha permitido también que los progenitores se entregaran a la búsqueda activa de empleo o bien hayan dedicado su tiempo a participar en actividades formativas u ocupacionales incrementando así su índice de empleabilidad.

Adhesión al programa de libros gratuitos

Por otra parte, el Ayuntamiento de Puçol ha comenzado a informar a los vecinos acerca del programa de gratuidad de los libros de texto al que se ha adherido la localidad. Para beneficiarse de estas ayudas es preciso guardar todas las facturas y, una vez publicadas los criterios en octubre, los plazos de pago serán: en noviembre, el Ayuntamiento paga la mitad de la beca, hasta un máximo de 100 euros y, al finalizar el curso, si se entregan los libros en buen estado, se ingresa el otro 50% de la beca a cada vecino.

Las distintas noticias que se van sucediendo en prensa acerca de las ayudas para libros escolares han creado dudas entre los vecinos, que han optado en gran medida por llamar, escribir por redes sociales o directamente presentarse en el Ayuntamiento para que les aclaren cómo han de actuar.

“Habrá que esperar a la publicación en el Diario Oficial de la Comunitat Valenciana (DOCV) de los criterios que se van a tener en cuenta, tanto en las becas de libros como en los préstamos o bancos, otros temas que se están estudiando”, explica la concejal de Educación, Mery Cortell. “En cualquier caso, las familias deben comprar los libros y guardar las facturas para luego poder justificar las ayudas. De todo este procedimiento avisaremos a los colegios, las asociaciones de padres y también por los medios de comunicación locales, como el periódico, la web y las redes sociales municipales”.

Lo que sí está claro ya es que las ayudas serán de un máximo de 200 euros por alumno, en función de que se cumplan los requisitos publicados en su momento en el DOCV, que el coste de esas becas se distribuye entre las tres administraciones públicas (Generalitat Valenciana, Diputación de Valencia y Ayuntamiento de Puçol) y que ya hay plazos de pago de las becas.

“La normativa se publicará en octubre y en el mes de noviembre pagaremos desde el Ayuntamiento la mitad de la beca, por lo que cada vecino recibirá como máximo 100 euros según los requisitos que cumpla. Al final de curso, cuando se entreguen los libros se revisarán y, si están en buen estado, se pagará la otra mitad de la beca”, finaliza la concejal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here