PP y Ciudadanos piden en el pleno de Paiporta la dimisión de la alcaldesa por la multa impuesta por la Seguridad Social

Los grupos del PP y Ciudadanos solicitaron en el último pleno de Paiporta la dimisión tanto de la alcaldesa, Isabel Martín, como del gerente de la empresa pública Espai, a los que responsabilizan de la sanción de más de 8.000 euros impuesta por la Seguridad Social al Consistorio. Además, los grupos de la oposición criticaron que el gerente de Espai no informara de la multa hasta que fue cuestionado por los concejales populares.

El PP denunció hace unas semanas la existencia de esta multa de la que responsabilizó a la alcaldesa puesto que se debía a un retraso en la firma de las nóminas y, según el PP, Martín tuvo tres días para presentar en tiempo y forma la documentación antes de que finalizase el plazo, el 31 de diciembre. El grupo de Ciudadanos se sumó a las pretensiones del PP y en el pleno de abril presentaron una moción conjunta solicitando la dimisión de ambos.

El portavoz popular Vicente Ibor, aseguró en su intervención que “ha quedado demostrado que el día 28 de diciembre, después de la firma del Gerente de Espai, la documentación debidamente firmada y completa paso a la bandeja de firmas de la alcaldesa, lista para su tramitación y pago, es decir con tiempo suficiente para hacerlo hasta el 31 de diciembre. Sin embargo, dicho pago por parte de la alcaldesa y presidenta del Consejo de Administración no se produjo hasta el 4 de enero y es precisamente este retraso el que ha ocasionado la sanción económica impuesta al Ayuntamiento de Paiporta”.

Por ello, la oposición exigió en el pleno la dimisión de la alcaldesa y que reintegre a las arcas municipales los 8.330,55 euros que se han pagado como recargo y perdida de una bonificación por parte de la Seguridad Social.

Igualmente, la oposición exigió la dimisión del gerente de Espai, Miguel Castellanos, antiguo concejal socialista, “por su ocultación de forma deliberada de esta grave negligencia y que tan sólo informo de una forma sesgada, cuatro meses después y sólo a las preguntas formuladas por la oposición”. El grupo popular recuerda que cuando se descubrió este escándalo el pasado 14 de abril solo fueron informados de los 5.426 euros de recargo impuestos por la Seguridad Social y les siguieron ocultando los 2.904 euros de la pérdida de una bonificación por el mismo retraso en el pago de las cotizaciones de la empresa pública Espai.

En su día, fuentes municipales salieron al paso de las acusaciones apuntaron que la sanción se produjo por un error del Departamento de Contabilidad de la empresa pública ESPAI. Un error “en el que no se ha observado ningún tipo de mala fe”. En concreto, explicaron, el error se produjo por un retraso en la entrega de los ficheros que necesita la Seguridad Social para hacer el cargo de los seguros sociales de forma automática. “Se ha hecho una consulta a la secretaria del Ayuntamiento y esta ha dejado claro que no hay ninguna responsabilidad por parte de la Alcaldía”, señalaron desde el equipo de Gobierno.

El portavoz popular, sin embargo, calificó de “lamentable” que el equipo de Gobierno evitara con sus votos en contra, que la alcaldesa y el gerente de Espai asumieran sus responsabilidades por la “dejación de funciones de la primera y la ocultación de información de ambos”. También calificó de “indigno que el tripartito señale como culpable al administrativo de la empresa que fue quien consiguió que el gerente de la entidad firmara el día 28 de diciembre y avisó por correo electrónico y por teléfono a la Alcaldía que el fichero ya estaba para la firma de la alcaldesa”, asegura Ibor.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *