Paterna logra capturar miles de tomicus tras la instalación de trampas para combatir la plaga

0
76

trampa tomicus paternaEl Ayuntamiento de Paterna, a través de la empresa pública Gespa, ha procedido a la instalación de trampas de interceptación de vuelo del temido tomicus para combatir la proliferación de este escarabajo que está haciendo mella en distintas pinadas de parques públicos de la localidad. La sequía que padece la región ha favorecido que se haya disparado la población de esta especie, que afecta especialmente a ejemplares de pinos jóvenes, debilitados por la ausencia de lluvias.

Al cumplirse un mes desde la instalación de las primeras trampas, se está apreciando una alta efectividad de las mismas, capturando una media de 80-100 unidades al mes en cada una de la treintena de trampas instaladas.

Las zonas más afectadas en las que se ha apreciado el daño que está causando esta especie son en el Parque Central, en las pinadas de La Coma y Mas del Rosari y Casas Verdes y en el parque de La Pinada en La Canyada y Panquemado, en el mismo barrio. En concreto, estas dos últimas zonas de La Canyada son las más afectadas. Entre los ejemplares retirados se cumple la misma proporción prácticamente, árboles de diámetros inferiores a 15 cm en el 70% de los casos, menores de 25 cm en el 15% y menores de 45 cm en el otro 15%.

La falta de precipitaciones, en un año especialmente seco, ha conllevado que estos árboles se encuentren extremadamente débiles, por lo que durante los últimos meses se ha procedido al riego manual de estas pinadas, algo insólito en el municipio. Las últimas lluvias no han aliviado el problema, dado que al tratarse de trombas, el agua corre por escorrentía y se traslada a los barrancos, por lo que no empapa lo suficiente las pinadas de los parques urbanos.

Esta medida extraordinaria se desarrolla desde el mes de septiembre. “Por las características particulares del tomicus, hasta el mes de septiembre no ha sido posible iniciar medidas para mitigar la población”, indica la alcaldesa de Paterna, Elena Martínez, quien añadió que la actuación continuará hasta el mes de mayo con el objetivo de estabilizar la plaga.

A principios de mes se puso en marcha la implantación de trampas de captura de este escarabajo, pues sólo son efectivas entre los meses de septiembre a marzo, ya que es el momento que los insectos vuelan en busca de nuevos pinos para colonizar, periodo que abarca desde septiembre hasta marzo. Teniendo en cuenta las zonas más castigas, se ha procedido a instalar las trampas atendiendo a las zonas de mayor gravedad.

La trampa tiene una altura de 150 cm. por 30 cm. de diámetro, consta de una tapa a prueba de agua con argolla giratoria desde donde se cuelga de los árboles, con embudos superpuestos, de superficie lisa y cuerpo plegable. Además, consta de un recipiente colector de insectos con drenaje de agua. Se activa con difusores de feromonas de agregación, atrayendo los escarabajos machos y hembras. Los escarabajos son atraídos hacia las trampas tan pronto como emergen, capturando los primeros insectos una vez inician su vuelo. Para ser efectivas, deben colocarse alrededor de cuatro trampas por hectárea en las zonas más castigadas.

Desde el Gobierno municipal explican que los datos oficiales de la actual situación de sequía señalan que solo ha caído la mitad de los 459 mm en precipitaciones que se esperaban para el último año.

Sin embargo, con la finalización del verano no se ha acabado el problema ya que sería preciso un incremento notable de las precipitaciones. Por tanto, la población de tomicus se encuentra disparada y tardará en reducirse a valores normales mientras siga teniendo pinos débiles o muertos donde reproducirse más fácilmente que en condiciones normales de los ejemplares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here