Paterna entrega sus más preciadas distinciones a vecinos e instituciones con motivo del 9 d’Octubre

0
53

Con motivo de la celebración del 9 de Octubre, Paterna otorga este sábado las insignias de oro de la Villa, la más preciada distinción que a nivel institucional se concede a entidades y personas ligadas al municipio. Este año los premiados son el Centro de Acogida de Menores Santa Ana, Paulina Ocón como presidenta de la Junta Local del Cáncer, el ex concejal Francisco Campos Fabra y Vidal Segura De la Peña, a título póstumo.
Dichas insignias serán entregadas por el alcalde el próximo día 8 de octubre, en el Salón de Plenos del Ayuntamiento, con asistencia del Pleno de la Corporación.

El Centro de Acogida de Menores “Santa Ana”. Afincado en La Canyada desde 1988, tiene sus orígenes a principios del siglo XIX. Sus actuaciones estarían basadas desde sus inicios en los nobles principios de entrega a los demás, el amor, la dedicación y ternura para los niños, ofreciendo en todo momento los cuidados materiales y de cariño necesarios. En Paterna su actividad se destina a niños con problemáticas diversas procedentes de familias desestructuradas. Estos niños tienen fundamentalmente carencias sociales, económicas y afectivas. En este sentido, el Centro de Acogida de Menores de Santa Ana, trata de ofrecer respuesta a necesidades que su familia no le puede ofrecer: educación, eventuales problemas de salud, facilitar la integración social y relacional, y una atención adecuada para su desarrollo. En un momento dado, los niños pueden pasar en situación de acogida y adopción a familias que les garanticen los cuidados necesarios. Y todo ello lo hacen desde la ilusión, la caridad y la dedicación plena y de servicio a los demás, por encima de cualquier otra consideración, motivo por el cual el Ayuntamiento les ofrece este reconocimiento.


Paulina Ocón Hernández. Vecina de Paterna, Paulina Ocón se ha caracterizado por su capacidad para participar en numerosos acontecimientos y actividades de entrega y dedicación a los demás. Es por ello que no tarda en comenzar su labor en la Junta Local de Lucha contra el Cáncer, a la que se incorpora en el año 1997 con el cargo de Tesorera. Así continuaría hasta que en el año de 2007 pasa a ocupar el cargo de Presidenta que ostenta hasta el día de hoy.

Durante todos estos años, además de colaborar desinteresadamente con todas las entidades y asociaciones locales de carácter benéfico y asistencial, se ha entregado con absoluta dedicación a las personas necesitadas y desde su cargo de Presidenta, a la lucha contra el Cáncer. De esta forma, se ha afanado para que la entidad tenga una mayor presencia social e institucional en la vida paternera e, igualmente, ha contribuido a conseguir que las instituciones, asociaciones y entidades -junto a empresas y comercios de carácter local-, se impliquen más intensamente en las actividades de la Junta Local contra el Cáncer.


Francisco Campos Fabra ha desarrollado toda su vida en la Villa de Paterna, lugar en el que nació en la calle Ernesto Ferrando, conocida popularmente como del Batán. Titulado en Magisterio, su actividad profesional se vincularía al ámbito de la medicina. Sería en la última década del siglo pasado cuando inicia una intensa actividad pública, fundamentalmente a través de su gestión como concejal del Ayuntamiento. Tras las elecciones municipales del año 1991 asume la concejalía de Educación. En ese periodo el Consejo Escolar Municipal tuvo un extraordinario impulso, así como los Consejos escolares. En estos órganos se asumieron numerosas iniciativas, y se procedió al estudio y resolución de los diferentes problemas que planteaban los colegios públicos y concertados del municipio. En el año de 1999 volvería nuevamente al Consistorio y, en esta ocasión, se ocuparía hasta 2003 de la concejalía de Fiestas y del área de Protocolo e Informática así como del Gabinete de Alcaldía. Trabajó en la refundación de la Real Cofradía del Stmo. Cristo de la Fe, de la que formó parte de su Junta Directiva en calidad de Vicepresidente.

En el ámbito protocolario, trabajó para estrechar y afianzar las relaciones y los vínculos del municipio con otras poblaciones, como es el caso del hermanamiento de Paterna con la población tinerfeña de Adeje. Durante esta etapa, y como responsable del protocolo consistorial, Francisco Campos también contribuyó al afianzamiento de las señas de identidad paterneras, participando en la creación de la bandera de la Villa.


Vidal Segura De la Peña. La trayectoria de Vidal Segura De la Peña se encuentra íntimamente vinculada a Paterna y a su Fiesta, desde su primera visita a Paterna en al año1965, en la que ya participó activamente en las Fiestas del Cristo con motivo de la “Toma de Paterna” que organizaron los Clavarios de aquel año. En 1972 y tras su matrimonio con la paternera Gloria Salvador, ya fijará definitivamente su residencia en Paterna para no marchar nunca más. Desde aquel año su implicación con la Fiesta ha sido total. En 1972 será Clavario, al igual que en otras cinco ocasiones más. De esta Clavaría surgirá, el año siguiente, la comparsa Alhama, en la que se integra como miembro fundador, y de la que sería Presidente con posterioridad. Igualmente tendrá una activa participación en 1977 cuando se crea la Federación de Intercomparsas, perteneciendo a su Junta Directiva. Como miembro de la Federación, y de la Comparsa Alhama, colaboró en la instauración del Museo de la Fiesta “Pepe Bas”. En 1980 tendría un gran protagonismo en la creación y desarrollo del popular acto de la entrega de llaves de Paterna al Rey D. Jaime. También participaría como Clavario en las Comisiones de Juegos Florales y de Libro de Fiestas, contribuyendo a la confección y redacción de los mismos. En el año 2000 y tras la desaparición de las Clavarías, se integraría en la Comisión de Fiestas -como miembro de la Federación de Intercomparsas- en la que permaneció hasta el año 2007. Esta dedicación y dilatada actividad a favor de la fiesta, le sería reconocida en diversas ocasiones, recibiendo la Insignia de Oro de la Comparsa Alhama en el año de 1998, dos años después la Insignia de Oro de la Federación de Intercomparsas y en 2008 cuando obtuvo la concesión del Coet d´ Or. Pero más allá de su extraordinaria ocupación y dedicación a los actos festivos, el Pleno de la Corporación ha querido destacar su vertiente humana al considerar esta fiesta paternera como verdadero espacio de sociabilidad, como lugar idóneo para la unión y la amistad de las personas, un principio que él cultivó en todo momento hasta su triste desaparición hace dos meses.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here