Paralizan un desahucio de unos octogenarios tras llegar a un acuerdo con la Fundación que reclama la titularidad de la vivienda

0
121

Josefa Martí, una anciana de Mislata, podrá seguir viviendo en la casa de la que, dice, es propietaria tanto económica como moralmente. Sin embargo, la propiedad era reclamada por la Fundación Francisco Balbastre, vinculada a la iglesia, por lo que Josefa había sido desahuciada de la misma. Ahora, se ha llegado a un acuerdo y la mujer octogenaria puede regresar a su casa. La Plataforma de Afectados por las Hipotecas y EU han celebrado con ella la buena noticia.
Josefa ha estado acompañada por miembros de la PAH de Valencia y de la recientemente constituida plataforma de Mislata y de EU del municipio que han hecho acto de presencia frente al número 25 de la calle Mayor del municipio, donde está ubicada su vivienda.

Se ha llegado a este acuerdo –después de varios años de litigio en los tribunales- tras el encuentro celebrado entre representantes de la Fundación Francisco Balbastre (quienes se arrogan la propiedad de la vivienda) y los mediadores en representación de Josefa Martí. En el desbloqueo de las posiciones, según ha informado EU, ha sido clave el que las negociaciones la llevaran dos personas del Patronato de la Fundación sin la intervención del representante de la Iglesia.

Otro elemento que ha motivado el desbloqueo de la situación ha sido la presión social tras el desahucio de la calle Castellón semanas atrás, la resonancia que ha tenido desde los medios de comunicación y la participación ciudadana junto a la PAH.

El concejal de EUPV, Salvador García de la Mota, con la Coordinadora de EUPV, Carmen Sepúlveda, y otras personas de la organización política, junto a muchas personas de Mislata y de la PAH han estado, en todo momento, reivindicando una solución que pasara “por sacar a esta familia de la precaria situación de habitabilidad en la que se encontraba después de haber sido desahuciada de su vivienda y el retorno a la misma”.

Finalmente, el 14 de febrero, se ha conseguido y, una vez retirado el lanzamiento por el Juzgado, sólo falta la firma del acuerdo pactado con la Fundación. En la puerta de la vivienda, las personas asistentes han felicitado a Josefa y han lanzado la proclama que ya es habitual en estos casos: ‘Sí se puede’.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here