Paralizan el desahucio del hijo de Josefa Martí en Mislata y proponen suscribir un contrato de arrendamiento a su nombre

La Fundación Francisco Balbastre, propietaria -según las últimas sentencias emitidas aunque pendiente de otro juicio por la propiedad del inmueble- de la vivienda que habita la vecina de Mislata, Josefa Martí, de 83 años, su marido, su hijo José Luis, con un 33% de incapacidad, y su nieta, ha anunciado la paralización del lanzamiento de la planta baja de la vivienda donde viven José Luis y su hija y que estaba previsto para mañana por la mañana.

Pepita Pah fundación balbastre mislata catedral (6)

Josefa Martí, Pepita, y su abogado en una concentración convocada por la PAH.

En un comunicado, la Fundación ha informado hoy de que ha realizado una oferta a la inquilina que incluye la posibilidad de que la arrendataria permanezca en el piso por 20 euros al mes, en un contrato de 25 años y la nueva propuesta también incluye su compromiso de rehabilitar el piso e incluir al hijo de Martí, José Luis Cuesta, como arrendatario en el mismo contrato.

La fundación Francisco Balbastre, cuyo uno de los patronos es el sacerdote de Mislata, ha explicado que su decisión de paralizar el inminente lanzamiento responde al propósito de alcanzar un acuerdo a través de esta nueva proposición, que “recoge las exigencias manifestadas por la interesada en los medios de comunicación durante las últimas semanas”.

Por su parte, el abogado de Pepita, Juan Luis Costa, ha señalado que “aunque no se ha cerrado un acuerdo entre la familia Martí y la Fundación Balbastre, las conversaciones entre las partes, gracias a la mediación de la Plataforma de Afectados por las Hipotecas (PAH), están más avanzadas que nunca y se trabaja a marchas forzadas para conseguir un acuerdo aceptable que incluya el reconocimiento del derecho a la vivienda del hijo de Pepita, la entrega de las llaves de la planta baja por parte de la familia a la Fundación así como el desalojo de esta parte de la vivienda por parte del hijo y la nieta de Pepita cuando se terminen las obras de habitabilidad en el trastero”.

Desde Balbastre recuerdan que existía un acuerdo firmado con la familia en marzo de 2013, a través del que la entidad alquilaba la vivienda a Martí y su marido por 20 euros mensuales durante 15 años, con la condición de que la planta baja se destinara a fines sociales de la fundación.

Esta oferta de Balbastre responde a las peticiones del abogado de Josefa Martí, Juan Luis Costa, que había pedido que se aseguraran las condiciones de habitabilidad del segundo piso y que se ofreciera un contrato de arrendamiento al hijo de Josefa, para evitar que sea desahuciado cuando esta o su marido mueran.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *