Paiporta estrena el nuevo Mercado Municipal, más eficiente, con una nueva sala multiusos y en un entorno peatonalizado

nou mercat municipal paiportaDespués de años de espera, la ciudadanía de Paiporta por fin podrá recuperar un Mercado Municipal digno y al 100% de su capacidad. Desde este viernes se podrá empezar a usar una instalación muy esperada tras el retraso sufrido debido a “defectos en el proyecto inicial, quiebras de las empresas adjudicatarias, y una planificación nefasta del Plan Confianza impulsado por el anterior gobierno de la Generalitat”, han denunciado fuentes municipales.

Las obras del mercado incluían también la remodelación de la plaza Cervantes y de las calles adyacentes, Constitución y Doctor Cajal, que después de mucho tiempo también han quedado reabiertas. Ahora la zona es peatonal y con plataforma única. De este modo se pretende descongestionar de tráfico una área de calles estrechas que antiguamente contaba con aceras casi impracticables.

El Mercado ha dado un cambio radical, de arriba abajo. En el exterior predomina el vidrio y los elementos estéticos y de eficiencia energética que deben hacerlo más sostenible. Por el lugar donde se encuentra situado, por su importancia en la historia de Paiporta y por su papel clave en la dinamización comercial que tienen que hacer de él una infraestructura emblemática, era una instalación muy esperada. Además, el nuevo edificio contará con una sala polivalente y multiusos de unos 85 metros cuadrados que está destinada a ser un aliciente para atraer a nuevos consumidores.

La obra del nuevo mercado ha sufrido múltiples retrasos en su ejecución atribuibles, en parte, a trabas administrativas provocadas por defectos en el proyecto inicial, y a una mala planificación del Plan Especial de Apoyo a la Inversión Productiva en Municipios de la Comunidad Valenciana, el conocido como ‘Plano Confianza’.

Así, un proyecto que se inició en 2009, no vio empezar las obras definitivas hasta marzo de 2014 debido a diferentes inconvenientes, entre los cuales se encontraron la entrada en concurso de acreedores de la primera empresa adjudicataria, y retrasos en las obras solicitadas por el anterior equipo de Gobierno para poder celebrar actos festivos que han motivado que se haya doblado el tiempo estimado para poner el equipamiento en marcha.

Finalmente, en 2014 se prometió que la inauguración se produciría un año después, pero la misma no ha llegado hasta este 2016. “El error más grave del proyecto inicial fue la ausencia de un centro de transformación para abastecer la instalación de la línea de media tensión necesaria para el funcionamiento de ascensores, refrigeración o cámaras frigoríficas”, explican desde el Gobierno municipal.

El nuevo equipo de Gobierno ha agilizado al máximo las gestiones para avanzar la apertura, siempre en contacto directo con los comerciantes, “que han sufrido un calvario en la instalación prefabricada provisional de la Plaza 3 de abril”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *