Moncada restaurará parte de los fondos muebles y bibliográficos del Museo de la Seda

0
67
restauración museo de la seda
Foto: José Cuéllar

Los últimos trabajos realizados sobre el futuro Museu de la Seda de Moncada sacaron a la luz que los fondos documentales de esta antigua fábrica suman más de 3.000 ejemplares, piezas de alto valor que se clasifican en libros del siglo XVIII al XX, dibujos del XIX al XXI, y patrones que datan del siglo XIX hasta el siglo XX. Según ha explicado el alcalde, Juan José Medina, “un tesoro de valor incalculable, que debido a su volumen, iremos restaurando por fases para su futura exposición”.

Otro de los valores añadidos lo forma una extensa colección mueble compuesta por once telares manuales de principios del siglo XIX, además de una máquina urdidora, una encañadora, perforadoras de cartones, bancos de taller, herramientas, escritorios y un altar de principios del siglo XIX.

“Son elementos que a pesar de los siglos y de su uso siguen en funcionamiento, pero requieren un proceso de cuidado y conservación que garantice su supervivencia”, asegura el primer edil. En esta fase se intervendrá sobre la perforadora de papel, efectuando tareas de limpieza, desinsectación de la madera, y realizando injertos necesarios, todo ello completado con un barnizado final.

El mueble dedicado a albergar las madejas de seda también será objeto de restauración, con tareas de desinsectación y limpieza. El último de los elementos muebles sobre el que se actuará es una cajonera donde se guardan los preciados espolines. En los tres casos se injertarán las zonas necesarias y se dejará parte de los arañazos “como testigos de la historia de la antigua fábrica de Garín”.

La colección bibliográfica la componen entre 50 y 60 ejemplares que datan de los siglos XVIII al XX, la mayoría son libros de cuentas o registro, catálogos o muestrarios de tejidos, que presentan alteraciones por un mal almacenaje o mala manipulación. Con esta fase de restauración se acondicionarán todos los volúmenes, reparando pequeños rasgos o abrasiones, y efectuando una limpieza superficial.

Por lo que respecta a los dibujos, se estima que hay unos 1.000 ejemplares, la mayoría de ellos a lápiz, “sabemos que el 10% de los dibujos tienen un soporte secundario que servía para favorecer la manipulación, sin embargo en muchas ocasiones han provocado daños a la obra que debemos subsanar”, matiza Medina. Los problemas que presentan son suciedad, manchas de humedad, deformaciones y desgarros. En esta fase se limitará la intervención a 20 ejemplares que se escogerán según las deficiencias que presenten.

La última colección es la que corresponde a los patrones. Las investigaciones realizadas por los técnicos del Museu advierten de que la cantidad supera los 1.500 ejemplares aunque, según explica el alcalde, “por el momento no han finalizado las labores de catalogación y no se sabe con certeza la cantidad total”. En esta fase se intervendrá sobre nueve ejemplares, cuatro de grandes dimensiones y otros cinco más pequeños.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here