Miembros de Tots som Cremona se encierran durante horas en la Conselleria de Educación para conseguir la línea de Infantil

0
129

encierro-conselleria-de-educación-cremonaDespués de que el lunes anunciaran medidas “contundentes y significativas”, la Plataforma Tots som Cremona ha comenzado hoy un encierro en las dependencias de la Conselleria de Educación para exigir que la línea de Infantil que la administración autonómica ha tenido que habilitar en el municipio debido a la demanda se conceda al CEIP Ciutat de Cremona, centro al que se le retiró, y no al CEIP Vila d’Alaquàs “que ni la necesita ni la ha solicitado”.

La comunidad educativa del CEIP Ciutat de Cremona inició un encierro en el colegio de más de 100 días cuando conoció el arreglo escolar para el curso 2014-2015 en el que se eliminaba la línea de Infntil para niños de 3 años del colegio, lo que impediría la entrada de nuevos alumnos, incluidos, hermanos de niños ya matriculados en el centro, y condenaría al Cremona a la desaparición en unos años.

Cuando las cifras de solicitudes (en Alaquàs hay 32 niños más de las plazas ofertadas en centros públicos) hicieron necesario que la Conselleria habilitara una línea más de Infantil en el municipio para el próximo curso, esta decidió habilitar la unidad en el CEIP Vila d’Alaquàs, un colegio que “nunca ha solicitado” una línea nueva y cuyo AMPA ha manifestado su total apoyo a las reivindicaciones del Cremona.

Por todo ello, el pasado lunes, la Plataforma anunció medidas “más contundentes” que han comenzado hoy con este encierro en la Conselleria de Educación. Una decena de padres ha llegado a las dependencias de la administración autonómica alrededor de las 13.00 horas solicitando una reunión con la consellera. En un primer momento, les han comunicado que el secretario autonómico, Rafael Carbonell, recibiría a una representación de las personas allí concentradas siempre y cuando, el resto, saliera del edificio. Al no ceder a las peticiones de la Conselleria, unos minutos más tarde, Carbonell ha recibido a tres miembros de la Plataforma sin necesidad de que los demás abandonaran las instalaciones.

En la reunión, según los miembros de la Plataforma, solo se ha mostrado por parte de la Conselleria “buena voluntad” pero con la advertencia de que no se iba a ceder “a las pretensiones del centro”. Por ello, han decidido mantener el encierro de manera indefinida. A las 15.00 horas, la Conselleria ha cerrado sus puertas y, a pesar de que los vigilantes de seguridad les han informado de que no iban a llamar a la policía para que los desalojara, les han impuesto duras condiciones: si salen del edificio no podrán volver a entrar, nadie más puede entrar y las personas encerradas no pueden hacer uso ni de las máquinas expendedoras de comida ni de los lavabos del edificio.

Una actitud que la Plataforma, en un comunicado, ha calificado de “asedio de la Conselleria, que prefiere continuar haciendo sufrir a los padres del Cremona, sin poder comprar comida o ir al lavabo, antes que permitir una foto de la policía desalojando a las personas concentradas”.

Después de pasar la tarde en las dependencias de la Conselleria y recibir el apoyo de decenas de compañeros, los miembros de la Plataforma decidieron abandonar el encierro alrededor de las 21.30 horas y retomar las reivindicaciones con acciones “más visibles” como esta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here