Quantcast

Manises acerca a pacientes de cáncer de mama de La Hoya el tratamiento de linfedema

La cirugía en la axila es una de las operaciones más comunes cuando se ha desarrollado cáncer de mama, y puede ocasionar, hasta en un 10% de las mujeres, linfedema, patología que produce una inflamación del brazo debido a la acumulación de líquido linfático. El Hospital de Manises, con la colaboración del Ayuntamiento de Cheste, ha implantado en el Centro de Salud de la comarca de la Hoya de Buñol, el mecanismo de presoterapia que permite que profesionales especializados, atiendan a los pacientes que sufren linfedema en grado leve.

Centro Salud Cheste.“Aunque este tipo de tratamientos se realizan siempre dentro de la atención especializada, hemos considerado oportuno ponerlo en marcha en Cheste gracias a la colaboración del ayuntamiento y dentro de nuestra estrategia de acercamiento de técnicas y servicios especializados a las poblaciones más alejadas del hospital . El objetivo es que los pacientes que padezcan patologías de este tipo estén atendidos cerca de su domicilio evitándoles desplazamientos incómodos”, ha explicado Carlos Rodrigo, director de Atención Primaria del Departamento de Salud de Manises.

El tratamiento para el linfedema es habitualmente impartido en el Centro de Especialidades de Mislata, ya que es un tratamiento hospitalario que “precisa de una alta experiencia por parte de los técnicos sanitarios, además de una gran especialización para aplicar las técnicas manuales a los pacientes”, ha indicado Pilar Román, Jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital de Manises. Es por ello, que para poder administrar el tratamiento en Cheste, aparte de la tecnología ha sido preciso disponer de la formación específica para el personal que lo aplica.

En lo que llevamos de año, el centro de salud de Cheste ha atendido a un 15% de los casos de linfedema del Departamento de Salud de Manises. “En el centro de Cheste podemos atender casos de linfedema leve y específicamente causados por una cirugía de mama, esto es, la mayor parte de los episodios que se dan en la zona. No obstante, hay que tener en cuenta que los casos más complejos deberán seguir acudiendo al centro de Mislata”

Tratamiento eficaz y completo

El centro de salud de Cheste imparte el tratamiento para casos de linfedema leve con una duración aproximada de un mes, dependiendo de cada paciente y del diagnóstico del especialista. Durante aproximadamente una hora que dura la sesión, el paciente pasa por varias actuaciones, siempre acompañado por fisioterapeutas.

Estos son los encargados de realizar inicialmente un drenaje linfático manual, es decir, masoterapia específica del área axilar; después aplican presoterapia, para finalizar colocándole un vendaje comprensivo multicapa. Aparte del tratamiento en sí, se lleva a cabo una labor de educación al paciente, pues se le enseña a realizarse masajes drenantes de manera autónoma.

Según ha destacado la Jefa del Servicio de Medicina Física y Rehabilitación del Hospital de Manises, “el aprendizaje que obtienen del manejo de su linfedema, aparte de la reducción en sí del linfedema, es el gran beneficio que obtienen de este tratamiento. Hay que tener en cuenta que este puede reaparecer debido a la ausencia de ganglios linfáticos, y los ejercicios y cuidados básicos, así como el uso de un manguito de compresión, contribuyen a un mejor manejo de la afectación, y a que, en caso de que aparezca de nuevo, tenga menor intensidad ya que el paciente conoce desde un inicio cómo ha de actuar”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *