Los trabajadores se concentran a las puertas de Lladró mientras la empresa anuncia un nuevo ERE

0
87

Los comités de empresa han concentrado hoy a unos 300 empleados a las puertas de la sede central del grupo Lladró contra el cierre de las negociaciones del ERE que afecta a 79 empleados de Lladró Comercial y Daisa. Hace cinco meses, cuando el grupo realizó su primer expediente, negoció con el comité de empresa dar a los trabajadores 40 días por año trabajado hasta un tope de 1.200 días.
En este segundo ERE, la empresa ha roto las negociaciones y pretende pagar a los trabajadores 23 días por año trabajado hasta un total de 450 días. Esto supone para los empleados un “agravio comparativo, ya que el despido no va a ser el mismo para los afectados por el primer ERE que para los afectados por el segundo aunque hayan trabajado el mismo tiempo en la empresa”, según señala la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F).

En cifras, esto supone que un empleado que haya trabajado 35 años en la empresa si fue despedido en el primer ERE percibirá alrededor de 70.000 euros y el afectado por el segundo ERE cobrará 23.000 euros.

Según explicaron representante de CSI•F, sindicato mayoritario en los comités de empresa de Lladró Comercial y Daisa, “queremos un despido igualitario y que los empleados puedan salir dignamente de la empresa dónde han trabajado tantos años”.

Por otra parte, en plena concentración, los trabajadores han recibido la notificación de que la empresa va a poner en marcha un tercer ERE, este expediente vuelve a afectar a Porcelanas Lladró (220 empleados incluidos en el ERE) y Nao (20). En total, 240 trabajadores. Está previsto que el Comité de Empresa se reúna el próximo día 16 para el inicio de las negociaciones.

Según explicaron representantes de la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSI•F), “pedimos negociar. Existen soluciones para los trabajadores puedan irse de la empresa de una forma digna”.

Entre las posibilidades que CSI•F ha puesto encima de la mesa en las negociaciones del segundo ERE destaca “hacer contratos fijo discontínuo, es decir, que en lugar de trabajar doce meses al año, se trabajen 9 meses y los tres meses restantes se cobre del paro o la prejubilación, pero la empresa ha cerrado cualquier tipo de negociación”.

Los alrededor de 300 empleados que hoy han salido a concentrarse a las puertas de Lladró se mostraban “muy descontentos pues nos ofrecen condiciones lamentables. Llevamos media vida trabajando por la empresa, años sin subidas de sueldos ya que comprendíamos que la situación era crítica, haciendo horas de más sin que nos las pagaran y, por fin, cuando llega el ERE nos quieren pagar menos que si nos hubieran despedido”, explicaban molestos.

CSI•F acudirá el próximo día 16 al comienzo de las negociaciones de este tercer ERE, con la misma predisposición de “pedir igualdad de condiciones para todos los empleados”, según han informado fuentes del sindicato.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here