Quantcast

Los tejidos fotocatalíticos instalados en Quart han reducido entre el 20 y el 30% la contaminación en las zonas cercanas

grupo buenaEl Centro Cultural El Casino de Quart de Poblet ha acogido esta mañana una jornada de trabajo en el marco del proyecto de la Unión Europea LIFE+ Tratamiento de la contaminación del aire en entornos urbanos europeos por medio de textiles fotocatalíticos (Photocitytex), coordinado y liderado por el Centro de Estudios Ambientales del Mediterráneo (CEAM) y en el que están presentes el Ayuntamiento de Quart de Poblet, la Asociación de Investigación de la Industria Textil (AITEX) y dos instituciones italianas: LEGAMBIENTE y Next Technology Tecnotessile (NTT).

De hecho, Quart de Poblet acoge dentro del proyecto la experiencia piloto de instalación de toldos y lonas “anticontaminación” en la vías públicas, en concreto, en dos puntos del municipio: el colegio público Ramón Laporta y el paso inferior de la avenida 9 d’octubre.

En la jornada han intervenido tres representantes de la Fundación CEAM: Amalia Muñoz, investigadora sénior de la entidad y coordinadora del proyecto Photocitytex, y las también investigadoras Milagros Ródenas y Esther Borrás. Tal como han destacado en sus intervenciones, los resultados preliminares de las mediciones realizadas (de forma sistemática y continuada) revelan que la reducción de óxidos de nitrógeno en las zonas más próximas a los textiles fotocatalíticos instalados (fundamentalmente en el túnel) y con mayor radiación solar es de entre el 20 y el 30%.

De igual forma, los test en cámara Euphore realizados por el CEAM son “prometedores”, ya que también recogen la reducción e, incluso, eliminación de algunos de los compuestos contaminantes con rapidez (el monóxido de nitrógeno en una hora). Euphore es una de las mayores cámaras de simulación en Europa, que dispone de un gran conjunto de instrumentos analíticos para investigar procesos químicos que ocurren en la troposfera en condiciones casi reales. No obstante, se está en fase de análisis de datos, no son conclusiones definitivas, ya que la investigación sigue en marcha y el proyecto no concluye hasta mediados de 2017.

El uso de la fotocatálisis, que precisa de luz solar, con fines medioambientales es una técnica relativamente nueva y económica basada en el uso de materiales que permiten la eliminación o transformación de sustancias contaminantes en otras menos nocivas. Como han explicado las investigadoras, el monóxido de nitrógeno, por ejemplo, se transforma en estos tejidos en nitritos y nitratos que son mucho menos perjudiciales y se pueden eliminar por el sistema de alcantarillado.

También ha intervenido José Burrueco, del Instituto Tecnológico Textil (AITEX), que ha detallado todo el proceso seguido hasta dar con textiles y procesos de elaboración que tanto para toldos como para lonas, del tipo de las utilizadas en publicidad, permitieran una mayor impregnación de dióxido de titanio para facilitar la fotocatálisis.

Quart de Poblet acoge, por tanto, una experiencia piloto con prototipos. Desde CEAM han subrayado que se dirigieron al Ayuntamiento precisamente por su experiencia en proyectos europeos y su sensibilización con la sostenibilidad. Ahora hay que concluir el proyecto y, en función de los resultados finales, se avanzaría en la producción a mayor escala y la comercialización de estos textiles.

Concepto de Smart City

La jornada se ha centrado también en el análisis del concepto de Smart City (ciudad inteligente), que el profesor de la Universidad Politécnica de Madrid, Rafael Borge, ha definido como “un modelo urbano que permite maximizar las ventajas económicas y socioculturales de la ciudad, pero incluyendo los aspectos medioambientales con elementos básicos de sostenibilidad” y en la que, además, el eje central sea el ciudadano y la ciudadana.

Borge, coordinador del proyecto TECNAIRE, ha defendido que la calidad del aire es uno de los principales problemas en entornos urbanos, asociada fundamentalmente con el tráfico rodado y que las smart cities pasan necesariamente por reducir la contaminación y la exposición a ella de sus ciudadanos y ciudadanas. Asimismo, ha expuesto la necesidad de desarrollar medidas tecnológicas para la mejora de la calidad del aire, aprovechando el enorme potencial que ofrecen las tecnologías de la información y la comunicación, y otras no tecnológicas, ligadas más a la apuesta por la sostenibilidad como prioridad.

En cuanto a experiencias concretas, Juan Medina, primer teniente de alcalde de Quart de Poblet, concejal de Urbanismo, Sostenibilidad y Gobierno Abierto, ha desarrollado el caso del municipio, en el que la participación, la transparencia y la colaboración ciudadanas son los ejes transversales de la gestión. Un municipio, que se ha integrado “en la elite de la ciencia, la innovación y el conocimiento, además de facilitar servicios de calidad, porque de la investigación y el desarrollo también se beneficia la ciudadanía”, en palabras del edil, que ha repasado todo el trabajo realizado en este ámbito desde hace tres décadas y se ha centrado en proyectos nuevos, como la estrategia de Desarrollo Urbanístico Sostenible Integral (EDUSI) para la que el Ayuntamiento ha solicitado 4,9 millones de subvención a la Unión Europea; la nueva convocatoria de ayudas a la rehabilitación, regeneración y renovación urbanas en la zona oeste del municipio, que se abrirá la semana próxima, o la creación de la página web UrbanismeObert, que busca profundizar todavía más en la interacción con la ciudadanía.

Por su parte, el arquitecto Fran Azorín ha aportado un análisis de la EDUSI del Cabañal, en cuya redacción ha participado junto a otros diez profesionales, y para la que el Ayuntamiento de Valencia solicita 30 millones de euros de subvención europea.

Importancia de la financiación europea

Finalmente, la jornada ha profundizado en la importancia de la financiación europea para poder implementar proyectos de investigación, innovación, emprendedurismo, que lleven a crear ciudades socialmente eficientes. El diputado de Proyectos Europeos de la Diputación de Valencia y concejal del Ayuntamiento de Quart de Poblet, Bartolomé Nofuentes, ha expuesto que la corporación provincial ha sido la primera en crear una delegación de proyectos europeos, precisamente con el objetivo de acercar a los municipios a los fondos europeos y apoyarlos, haciendo que asuman que “Europa es una oportunidad”.

En su intervención, en la que ha detallado programas como La Dipu te Eurobeca, las becas de posgraduados, la inclusión de criterios sociales en las adjudicaciones de la Central de Compras o la futura escuela de innovación, ha explicado que la Diputación persigue que todos los ayuntamientos creen un departamento o, al menos, formen a personal a través de los servicios que ofrece para que puedan beneficiarse como institución de los fondos europeos pero también acercarlos al comercio local, a las iniciativas emprendedoras, a las empresas e, incluso, a las asociaciones, ya que ha destacado que la participación ciudadana es una de las líneas que prima la UE.

Tanto Nofuentes como Juan Viescas, de la Fundación Innova, han recordado que hay casi un millón de euros de fondos europeos de los que se pueden beneficiar los municipios y que es imprescindible desarrollar proyectos que hagan que esos recursos, que son de todos y todas, vuelvan a la Comunidad Valenciana, en lugar de quedarse en otras regiones o perderse. Viescas, por su parte, también ha analizado las diferentes vías de acceso a los fondos europeos.

La alcaldesa, Carmen Martínez, ha clausurado la jornada, afirmando que Quart de Poblet “está dedicando una parte importante de nuestros recursos a conseguir ser una ciudad inteligente, sostenible, preocupada por el clima, de su ciudadanía e innovadora”, de acuerdo con las prioridades manifestadas por los propios vecinos.

 

 


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *