Los técnicos certifican que el edificio de la iglesia no corre peligro aunque recomiendan cerrarla mientras duran las reparaciones

0
46

Técnicos municipales y del Arzobispado han visitado esta mañana la iglesia de Albuixech para estudiar los motivos y las consecuencias del derrumbe de parte del techo de la bóveda central que el pasado miércoles causó tres heridos leves. Tras el análisis ocular, han determinado que el resto del edificio no corre peligro aunque, por razones de seguridad, el centro quedará cerrado mientras se realizan las obras.
El motivo del desprendimiento fue el desprendimiento del armazón de madera que soporta una zona de la cubierta en la nave central del templo, lo que provocó el hundimiento de parte del tejado de la bóveda central y propició la caída de escombros al interior del edificio cuando aún no había concluido la misa de tarde. El suceso acabó con tres personas heridas que tuvieron que ser trasladadas a varios centros hospitalarios.

Una de ellas, ya ha sido dada de alta mientras que, las otras dos, un matrimonio, permanecen ingresados. Él porque el golpe le provocó una pequeña pérdida de consciencia y debe permanecer en observación y su mujer porque acabó con una rotura de radio y tienen que operarla aunque ambos están fuera de peligro, según han informado fuentes municipales.

Espacio provisional

La Alcaldía ha dictado ya la orden de ejecución de obras de reparación para que den comienzo “de forma inmediata para evitar más desprendimientos”, ha afirmado el acalde en funciones, Josep Bort.

Desde el Ayuntamiento se ha procedido a asegurar la zona “comprendida entre la cúpula y el acceso a la plaza de la Iglesia” como queda redactado en el informe técnico. Según Bort, “es lo más seguro ya que supone un peligro para la integridad de los vecinos y la salud pública”.

Del mismo modo, el Consistorio ha habilitado otro emplazamiento para que el oficio religioso pueda desarrollarse con normalidad mientras duren las obras. “Desde el Ayuntamiento haremos todo lo posible para minimizar el daño ocasionado por el derrumbe”, afirma Bort.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here