Locutores valencianos reciben un micrófono-alcachofa que homenajea su labor en las ondas

0
285

La Asociación Alcachofa de España ha homenajeado el trabajo periodístico y comunicativo de locutores españoles de la talla de Carlos Herrera, Pepa Bueno y Julia Otero con un obsequio simbólico y representativo de su labor en las ondas: una alcachofa con un cubilete especial de micrófono. Habitualmente en la jerga de la profesión se conoce a estos aparatos con el nombre de esta verdura por el parecido en su forma.

Más de 50 voces de la radio de toda España se han encontrado esta mañana en sus estudios con un detalle que, coincidiendo con el Día Mundial de la Radio, pone en el recuerdo el momento en el que las Naciones Unidas crearon la Radio de las Naciones Unidas en 1946, representa “la defensa de la libertad de expresión de los profesionales de la comunicación y el derecho a informar y a ser informados a través de un medio tan necesario durante décadas como la radio, que siempre nos acompañará”, como expresa Antonio Galindo, presidente de la entidad.

El micrófono, o ‘alcachofa’, transmite a los radioyentes cada palabra, cada opinión, cada información, cada defensa de los derechos de la mano del rigor comunicativo y del esfuerzo que día tras día demostráis los locutores apasionados por vuestra profesión”, ha trasladado Galindo a los comunicadores.

Un reconocimiento a la unión de la audiencia

La UNESCO, impulsora de esta celebración internacional, centra el tema de este año en reconocer la importancia de este medio para cruzar fronteras culturales a través del intercambio de información, música o educación. También para reunir a las comunidades de oyentes y promover un diálogo positivo para el cambio social en un momento en el que la radio sirve como antídoto contra la desinformación que genera el ruido comunicativo en muchos soportes digitales.

La alcachofa, en horas bajas tras las heladas

Por otro lado, la acción de esta asociación sin ánimo de lucro sirve, a su vez, para reivindicar un producto con sello nacional como es la alcachofa, que actualmente vive unas duras semanas debido a la ralentización de su producción a causa de las heladas (nieve y vientos fríos) que han azotado a sus zonas de cultivo (Navarra, Levante y Murcia) y de las que no comenzará a recuperarse hasta finales de febrero.

Ello ha provocado que su precio se haya disparado (por ejemplo, un kilo de alcauciles navarros el año pasado rondaba los 4,25 euros, mientras que hace unos días se encontraba en los 6,90 euros en el comercio minorista), al igual que ha sucedido con otras verduras como el calabacín, la lechuga o el brócoli.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here